La Guardia Civil ha detenido a un joven, de 15 años, acusado de amenazar y coaccionar a través de una conocida red social a niñas, de entre 9 y 15 años, para obtener imágenes desnudas y vídeos y posteriormente poder difundirlas. Hasta el momento, el número de víctimas asciende a siete.

En el marco de la operación 'Euphorbia', al menor se le imputan la presunta comisión de varios delitos contra la liberta e indemnidad sexual, por obtener fotografías y vídeos de menores desnudas mediante coacción y su posterior almacenamiento y distribución.

La investigación se inició el pasado mes de junio, cuando la madre de una menor interpuso una denuncia en el cuartel de Cieza en la que informaba que su hija había sido acosada por otra persona a través una red social y, debido a la coacción, le había enviado fotografías al acosador semidesnuda.

A partir de ese momento los investigadores empezaron a recibir nuevas denuncias de menores por hechos similares, en las que el autor de los hechos había falseado los perfiles de sus propias víctimas, contactaba con otras menores a las que solicitaba fotografías y videos de contenido sexual e incluso intentaba concertar citas con las menores.

Igualmente, el autor de los hechos mandaba fotografías y vídeos, que previamente había conseguido de otras menores, para ganarse la confianza de las mismas en un juego al que denominó 'retos'.

El estudio de los datos usados por el autor en su actividad delictiva en la red social permitió detectar que utilizaba hasta ocho perfiles diferentes. Además, se obtuvieron datos que permitieron ubicar el domicilio del autor de los hechos.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios y previa autorización judicial, la Benemérita efectuó la entrada y el registro en el domicilio del sospechoso donde fue detenido e incautado diverso material informático -dos discos duros- y el propio teléfono del arrestado.

Los hechos relatados habían causado una enorme alarma social en la localidad de Cieza, ya que el número de víctimas ascendía a un total de siete. En el momento en el que se denunciaron los hechos, el acosador no cesó en su actitud, por lo que la Guardia Civil realizó todas las gestiones con la mayor premura y celeridad posible, sobre todo ante la posibilidad de que el número de víctimas fuera en aumento y por el temor a que alguna de las menores pudiera llegar a aceptar el ofrecimiento que el autor hacia de concertar una cita.

Incluso durante el transcurso de las investigaciones, la Guardia Civil tuvo que preparar un operativo al detectar que una menor habría aceptado mantener un encuentro en una zona conocida de la localidad de Cieza.

Finalmente, el encuentro no se celebró, ya que la Policía Judicial consiguió localizar a la menor y a los padres de ésta. La menor pensaba que había concertado una cita con una chica.

El arrestado, junto con los efectos incautados y las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Cieza y de la Fiscalía de Menores de Murcia.

Consulta aquí más noticias de Murcia.