La Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE) ha señalado este miércoles que la diferencia entre los gastos escolares de un centro público y uno privado oscilan en torno a los 670 euros, según el informe sobre previsión de gastos para la vuelta al cole del nuevo curso 2015-2016 que realiza UCA-UCE anualmente mediante encuesta-sondeo a los padres.

En un comunicado, la UCA-UCE ha explicado que, si los padres optan por un colegio privado el desembolso medio a realizar es de 1.041 euros, incluyendo la matrícula, sin embargo, en el caso de un centro concertado la cifra ronda los 465 euros, mientras que en uno público la cantidad se queda en los 370 euros.

Según han explicado los consumidores andaluces, las cifras de coste oscilan en función del grado de enseñanza y del tipo de centro al que acudan los niños, pero los datos globales apuntan que el gasto previsto de las familias andaluzas es superior al de 2014.

"En este estudio los datos expuestos hacen referencia a los costes medios que supone la vuelta al cole", han aclarado, al mismo tiempo que "dependiendo de determinadas decisiones de consumo, los desembolsos pueden ser inferiores o superiores", dependiendo de diversos conceptos de gastos como pueden ser el comedor, transporte escolar, uniforme, libros, materiales, o matrícula, entre otros.

UCA-UCE ha animado a los padres a realizar las reclamaciones pertinentes si entienden que se han vulnerado sus derechos como consumidores o usuarios. En este sentido, la entidad ha puesto a su disposición servicios de interlocución y mediación frente a posibles quejas hacia establecimientos en las compras relacionadas con la vuelta al cole, así como de gestión de las reclamaciones por defectos de fabricación de los productos, devoluciones e incumplimientos de garantías.

Los consumidores andaluces ha explicado que "atenderán los conflictos derivados de incumplimientos o irregularidades de las diferentes administraciones públicas relacionadas con la educación de los escolares —desperfectos, faltas de mobiliario, deficientes condiciones higiénico-sanitarias o de seguridad de los centros, escasez de profesorado y personal en general, deficiencias en el transporte escolar y comedores— y asesorarán la tramitación administrativa de posibles quejas o reclamaciones.

Para todo ello, UCA-UCE ha puesto a disposición de las personas afectadas el correo electrónico 'uca-uce@uniondeconsumidores.es', así como toda la red de oficinas territoriales de la organización, con el fin de recepcionar y tramitar las quejas o reclamaciones y buscar solución a las mismas.

La entidad también ha solicitado a los centros educativos que diseñen planes educativos específicos referidos a la alimentación y que sean muy cuidadosos respecto a la oferta alimentaria y los hábitos en los comedores escolares y en las instalaciones educativas en general.

Decálogo de consejos

Finalmente y de cara a abordar correctamente este proceso de adaptación y compras, UCA-UCE ha trasladado a los padres un decálogo de consejos.

En este decálogo se explica la importancia de que los últimos días de vacaciones los niños recuperen las rutinas diarias de sueño y comidas; contar con la opinión de estos en la elección y programación de actividades extraescolares, y consultar las posibles ayudas de las administraciones públicas o asociaciones para la adquisición de materiales escolares o de apoyo al estudio en general, como becas, comedor, transportes, libros, o material escolar.

Por otra parte, dentro de este decálogo, se explica la importancia de comparar precios y así evitar un gran desembolso de dinero, por ello, la entidad ha explicado que los padres no deben dejarse llevar por los reclamos publicitarios; el reciclaje de ciertos materiales; en la medida de lo posible, no recurrir a créditos rápidos para la financiación de los gastos escolares, así como conservar los tickets y facturas de compras para posibles devoluciones o reclamaciones.

Finalmente, UCA-UCE ha señalado la importancia de que los alimentos para el recreo sean elaborados en casa, y procurar hacer un "uso racional" de los productos comercializados de bollería industrial y de bebidas azucaradas, que además de su "alto coste" pueden resultar perjudiciales para la salud, y ha concluido que en caso de hacer uso de los transportes escolares, comprobar sus rutas, horarios, comodidad y seguridad, y en caso de los comedores, tener en cuenta su higiene, seguridad, calidad nutritiva de los menús y pedagogía alimentaria.

Tendencias actuales

Como tendencias positivas de los últimos años se observan cuestiones como comparar precios, diversificando las compras en diferentes formatos y establecimientos —sin agrupar todas las compras en el mismo centro comercial—, lo que puede ayudar a "sobrellevar este importante gasto".

En este sentido, la entidad ha explicado que en los últimos años se observa también como determinadas cadenas de supermercados, bazares y tiendas utilizan ofertas de material escolar como reclamos para atraer clientes.

Respecto a los productos a adquirir, los consumidores andaluces han observado una tendencia de incremento de los gastos con relación a equipamientos y material informático —ordenadores, tablets, o impresoras— así como a la compra de mobiliario para el estudio —mesas, sillas, o estanterías—, por lo que muchos establecimientos están realizando promociones sobre estos artículos.

Por dificultades económicas de muchas familias, se ha detectado también un escalonamiento en las compras, que puede haberse iniciado a finales de agosto y terminar en los últimos meses del año, para poder "digerir este importante desembolso".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.