La Guardia Civil ha detenido a K.L., de 36 años y a O.M., de 47, ambos vecinos de Málaga, como presuntos autores de ocho delitos de robo en el interior de vehículos y otros dos delitos de hurto todos cometidos durante los últimos días y en diferentes playas del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería).

Según la investigación, los detenidos escondían en un compartimento oculto de su vehículo relojes de alta gama, junto a un teléfono y aparatos electrónicos de última generación que habían sido previamente sustraídos de los vehículos aparcados en la Isleta del Moro, el Algarrobico, Los Muertos y Cabo de Gata, entre los términos municipales de Carboneras, Níjar y Almería.

Las detenciones se enmarcan en las actuaciones desarrolladas por la Guardia Civil en la provincia y como resultado de la constante actividad que realizan los agentes en el marco del 'Plan turismo seguro'.

Según indica la Comandancia en una nota, los agentes tuvieron conocimiento de que en la cala del Plomo había un turismo cuyos ocupantes estaban implicados en la comisión de al menos tres hechos delictivos cometidos el pasado 31 de julio.

Desde ese día, la Guardia Civil había establecido distintos dispositivos para la localización de un turismo, cuyos ocupantes habían abandonado la playa de Cabo de Gata, después de robar en el interior de dos vehículos, además de sustraer un teléfono móvil a una persona que se encontraba descansando en la playa.

Así las cosas, y mientras los agentes se dirigían hacia la barriada nijareña de la Isleta del Moro, localizaron e interceptaron el vehículo. Los sospechosos, que cuentan con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio, llevaban más de 250 euros en efectivo, una mochila con ropa, enseres y productos de higiene femenina, además de un recibo a nombre de una mujer.

En una inspección más profunda, hallaron un compartimento oculto, donde localizan varios relojes de alta gama, además de un teléfono móvil y aparatos electrónicos de última generación procedentes de robos cometidos entre el 17 y 22 de agosto denunciados en dependencias de Guardia Civil de Níjar, Policía Local de Carboneras y Policía Nacional de Almería y Murcia, por lo que se procedió a detener a ambos.

La Guardia Civil mantiene la investigación abierta y no descarta la implicación de los detenidos en otros hechos delictivos. Las diligencias y los detenidos han quedado a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.