Mucho orgullo y reivindicaciones en la gran fiesta gay europea
La clausura de la Fiesta del Orgullo Gay tuvo lugar en la plaza Vázquez de Mella de Madrid, con el mismo carácter musical y festivo que ha marcado la convocatoria.(Antonio Ravia)
Tras la fiesta llega la resaca. Madrid ha acogido desde el 22 de junio el festival Europride, un Día del Orgullo Gay europeo. Según la organización, dos millones y medio de personas han participado en los 200 actos y convocatorias del certamen.

Exposiciones, conciertos, manifestaciones y reivindicaciones han tenido como meca el madrileño barrio de Chueca, que se llenó de banderas multicolor y de ambiente festivo. El sábado tuvo lugar la Manifestación del Orgullo 2007, en la que participaron un total de 100 organizaciones y 40 carrozas y que convocó a cerca de un millón y medio de personas, según informó la organización. Durante la marcha no se registraron incidentes reseñables, más allá de algunas lipotimias y torceduras.

El rastro de la fiesta

A pesar del carácter cívico de la convocatoria, la cabalgata y la fiesta en la calle dejaron a su paso cerca de 130.000 kilos de basura.

Ayer por la noche se celebró el último acto, el de clausura, que fue acompañado de otra gran fiesta.