La Policía Local intercepta en los controles de alcoholemia en las calles de Alicante a una docena de conductores ebrios cada fin de semana. «Son un 70% de todos los que pasan por las comprobaciones que hacemos de madrugada», han señalado fuentes de la Policía Local.

Esta tasa es inferior a la del año pasado, «debido, sobre todo, a la entrada en vigor del carné por puntos», han añadido las mismas fuentes, que no precisaron el incremento porcentual.

La mayoría de los controles se llevan a cabo en las principales vías con tráfico a la entrada y salida de la ciudad, como la avenida de Elche, de la Universidad, Villajoyosa o la N-332.

Pero, pese a los exhaustivos controles policiales de alcoholemia, muchos jóvenes continúan cogiendo el coche tras beber alcohol porque no hay alternativas reales. Miembros del comité de empresa de Masatusa han asegurado que en el bus nocturno «hay problemas de inseguridad y la frecuencia de paso es muy prolongada, con retrasos».

Mientras, una simple comprobación en las paradas de taxis próximas a las zonas de ocio nocturno (como la de la plaza del Mar) permite ver eternas colas las noches de los sábados. «Además, sale más económico salir con tu coche», comentan varios jóvenes consultados.

Dinos@)  +

... qué te parece

e-mail nosevendealicante@20minutos.es

correo C/ Jerusalén, 3; 03001 Alicante

o en www.20minutos.es