El Gobierno de España no considera que la persecución de una embarcación el pasado sábado supusiera un "incidente" con Gibraltar ya que se produjo en aguas españolas, según informaron a Europa Press fuentes diplomáticas.

Esta reacción se produce después de que el Gobierno de Gibraltar acusara a una embarcación del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) de "disparar cuatro veces" y "lanzar objetos que parecían ser ladrillos" a una embarcación de recreo que, según las autoridades del Peñón, se encontraba pescando "en aguas territoriales británicas de Gibraltar".

Sin embargo, fuentes diplomáticas españolas precisan que no se trata de un "incidente" como tal, ya que se produjo sobre las "aguas adyacentes a Gibraltar, aguas que son españolas, que no han sido cedidas jamás al Reino Unido, ni en el Tratado de Utrecht ni en ningún otro momento".

Estas mismas fuentes explicaron que la embarcación del Servicio de Vigilancia Aduanera estaba "ejerciendo la jurisdicción española" en la zona en cumplimiento de la Ley "persiguiendo posibles delitos como se hace en aguas españolas".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.