El Hotel Londres de San Sebastián incorpora a sus instalaciones desfibriladores operacionales conectados

El Hotel de Londres y de Inglaterra de San Sebastián ha sumado a sus instalaciones desfibriladores operacionales conectados (DOC) con los que poder atender casos de emergencia cardiaca de forma "rápida y eficaz".
Hotel Londres
Hotel Londres
INAKI CAPEROCHIPI

El Hotel de Londres y de Inglaterra de San Sebastián ha sumado a sus instalaciones desfibriladores operacionales conectados (DOC) con los que poder atender casos de emergencia cardiaca de forma "rápida y eficaz".

El personal ha sido formado en Reanimación Cardiopulmonar y Soporte Vital Básico (RCP/SVB) mientras que los equipos de la empresa B+Safe ofrecen telecontrol, la tele-asistencia y geolocalización, según ha informado la compañía en un comunicado.

El DOC está situado detrás de la recepción del establecimiento desde donde, en caso de paro cardiaco repentino, el personal del hotel formado para ello podrá atender a todos sus clientes y trabajadores, así como a otras personas ajenas al establecimiento como los bañistas de la cercana playa de la Concha, según ha explicado a Europa Press el director general de B+Safe, Nuño Azcona, quien ha recordado que el uso de un desfibrilador aumenta hasta el 90% las posibilidades de sobrevivir a un paro cardiaco en los dos primeros minutos.

Azcona ha apuntado que la iniciativa "refuerza la posición de liderazgo del País Vasco en materia de cardioprotección de espacios públicos y privados". Euskadi, con Cataluña y Andalucía, lidera el uso de desfibriladores en espacios públicos y empresas.

B+Safe ha señalado que la instalación de desfibriladores no es siempre obligatoria, aunque el Real Decreto 365/2009, de 20 de marzo establece que las administraciones sanitarias de las comunidades autónomas promoverán y recomendarán su instalación, de acuerdo con las indicaciones o recomendaciones de los organismos internacionales, en aquellos lugares en que se concentre o transite un gran número de personas, como centros comerciales, aeropuertos, entre otros.

En el caso de Euskadi, a principios de año, el Gobierno vasco aprobó un decreto que obliga a instalar desfibriladores en determinados espacios de uso público, externos al ámbito sanitario, como grandes establecimientos comerciales y centros educativos con aforo igual o superior a las 2.000 personas.

La norma afecta a empresas, grandes establecimientos comerciales individuales y colectivos, aeropuertos y puertos comerciales, estaciones de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes y las estaciones de metro, tren o autobús con una afluencia media diaria igual o superior a las 2.000 personas.

También deberán contar con estos dispositivos los establecimientos públicos, instalaciones, espectáculos y actividades recreativas, incluidas las deportivas, con aforo autorizado superior a 700 personas y los centros educativos, incluidas las universidades, con una capacidad igual o superior a las 2.000 personas.

B+Safe ha recordado que para que las posibilidades de supervivencia ante un paro cardíaco repentino sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata una resucitación cardiopulmonar (RCP) que "permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador".

En Europa, el paro cardiaco es una de las primeras causas de mortalidad y en España se dan más 40.000 por año. En el Estado, tras una enfermedad cardiaca, el índice de salvación se sitúa en un 4% mientras en EEUU se sitúa ya en un 50% gracias a la implantación masiva de Desfibriladores.

La solución DOC (Desfibrilador Operacional Conectado), comercializada por B+Safe, "son los únicos del mercado que ofrecen todas las soluciones integradas en el equipo, que puede estar conectado y permanecer operativo las 24 horas del día, los 365 días del año", ha explicado Azcona, quien ha destacado la importancia de la teleasistencia para dar cobertura con un especialista en emergencias a quien utiliza el equipo y la geolocalización para que la ambulancia "llegue al lugar indicado cuanto antes".

Be+Safe ha instalado también desfibriladores DOC en otros edificios, empresas e instituciones de Euskadi como el Parlamento vasco, las instalaciones del Athletic, el EVE, Arcelor Mittal, o el Real Club de Tenis de San Sebastián, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento