Tres personas resultaron heridas, dos de carácter grave, este viernes después de que un hombre abriese fuego con un kalashnikov en el interior de un tren de alta velocidad que conecta Ámsterdam con París.

Unos militares estadounidenses que estaban de permiso e iban también de pasajeros, se abalanzaron sobre él al comprobar sus intenciones criminalesEl supuesto autor de los disparos fue interceptado por los pasajeros, entre ellos soldados estadounidenses, un amigo de estos y un ciudadano británico. Uno de los militares resultó herido grave. El tren Thalys fue desviado hasta la estación de Arras (norte de Francia), donde las fuerzas de seguridad detuvieron al supuesto tirador en torno a las 18.00 horas, según el periódico 'La Voix du Nord'.

Un ciudadano francés fue quien sorprendió al atacante en uno de los baños. Al mismo tiempo, los militares estadounidenses identificaron el sonido de las armas mientras el autor de los disparos las cargaba en el baño del tren. Cuando salió, lograron reducirle con ayuda de un amigo y otros pasajeros. En ese momento, uno de los militares resultó herido.

El agresor, que se ha identificado con el nombre de Ayoub El-Kahzzani, es un marroquí de 26 años. Ha asegurado que las armas que portaba las encontro "por casualidad" en un parque de Bruselas y que lo que pretendía era atracar a los pasajeros y no atentar.

El autor de los disparos residió en España

La prensa local le ha identificado como un hombre de origen marroquí de 26 años que había residido en España entre 2013 y 2014 para luego mudarse a Francia. Había sido objeto de investigación de los servicios secretos, que lo tenían fichado por su posible vinculación con movimientos terroristas. Subió al tren en Bruselas con al menos una pistola, un fusil Kalashnikov y varias armas blancas. Fue detenido y llevado a una comisaría de Arras.

Según BFM TV, dijo llamarse Ayoub, ser marroquí y tener 26 años. Esa identidad se corresponde con la de un hombre que era objeto de una ficha de los servicios secretos franceses de tipo 'S' por vinculación posible con grupos terroristas.

Esta ficha fue elaborada, informa el canal, porque España, donde residió el sospechoso entre 2013 y 2014, había informado a Francia del seguimiento de que había sido objeto, en particular por ser asiduo de una mezquita considerada integrista.

Según los primeros elementos de la investigación, el tirador subió al tren de alta velocidad en Bruselas cargado con bolsas en las que tenía dos armas automáticas (un fusil kalashnikov y una pistola), nueve cargadores y varias armas blancas.

Pocos minutos después, unos militares estadounidenses que estaban de permiso e iban también de pasajeros, se abalanzaron sobre él al comprobar sus intenciones criminales. Lograron reducirlo pero uno de ellos recibió un tiro en el pecho y resultó herido muy grave. El segundo, también grave, tiene cortes por arma blanca.

Los equipos médicos han atendido en la estación de Arras a los tres heridos. Una de las víctimas ha sido identificada como el actor galo Jean-Hugues Anglade, que habría sufrido heridas leves.

Dos heridos graves

Los dos heridos graves son un pasajero francés, que recibió un tiro en el cuello, y uno de los militares estadounidenses que consiguieron reducir al tirador, explicó este sábado el alcalde de la ciudad de Arras, Frédéric Leturque.

Miré detrás de mí y vi entrar en el vagón a un hombre con un kalashnikovEn declaraciones a la emisora France Info, Leturque señaló que el francés recibió una bala que no le iba dirigida específicamente a él y que, según la conversación que había mantenido con su esposa, su vida ya no estaba en peligro. En cuanto al militar estadounidense, que estaba de permiso e iba con otros amigos también de pasajero en el tren, tiene varios cortes de arma blanca.

Tres estadounidenses fueron condecorados por el Ayuntamiento de Arras (a cuya estación fue desviado el tren para que el autor del ataque quedara en manos de la policía) por su acción para neutralizar al atacante, que según los testigos presentes evitó una gran masacre.

En una entrevista a CNN y divulgada ampliamente por los medios franceses, uno de ellos, identificado como Alex Skarlatos, contó que primero escucharon "disparos y cristales rotos. No me di cuenta inmediatamente de lo que ocurría hasta que vi pasar a los revisores del tren. Miré detrás de mí y vi entrar en el vagón a un hombre con un kalashnikov".

Añadió que junto a su amigo Spencer Stone (también militar) se abalanzaron sobre él. El presunto terrorista hirió a Stone, pero Skarlatos le quitó el arma y ambos se pusieron a golpearlo en la cabeza hasta que quedó inconsciente.

En un vídeo grabado por este grupo de jóvenes a los que las autoridades francesas han rendido homenaje por su "valor", se ve al presunto terrorista tumbado boca abajo en el suelo del vagón y las manos atadas a la espalda, mientras a poca distancia otro hombre aparece herido de bala, con salpicaduras de sangre en los cristales y un kalashnikov en un asiento, al lado de una bolsa con varios cargadores.

Fichado tras un aviso de España

El ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, calificó este sábado de "terrorista" al autor del ataque y dijo que podría tratarse de un islamista radical fichado tras un aviso de España.

Cazeneuve, en una breve comparecencia ante los medios, se mostró "prudente" sobre la identidad del tirador porque "no está establecida con certidumbre".

No obstante, añadió que si es el que él mismo ha dicho ser, Ayoub El-Kahzzani, marroquí de 26 años, se trata de un islamista radical sobre quien España había advertido a Francia en febrero de 2014.

Eso llevó a los servicios secretos franceses a registrarlo en sus archivos con una ficha "S" de personas con vinculaciones potenciales con grupos terroristas, para el caso de que entrara en Francia.