En el sanguinario negocio de los bienes inmobiliarios, la empresa estadounidense Baytree Capital Associates ha sido elegida para vender el Castillo de Drácula (fotos).

El archiduque Dominic Habsburgo, quien vive en el estado de Nueva York, y su familia han contratado a la firma privada de inversiones para lanzar al mercado el Castillo de Bran y las propiedades de sus alrededores en la región transilvana de Rumanía.

"Quieren vender lo antes posible todo el proyecto, pero son exigentes sobre el comprador", declaró el presidente de Baytree, Michael Gardner.

La venta comenzará dentro de dos meses por una cifra de nueve dígitos

"Si bien están dispuestos a que alguien construya un lugar de vacaciones que conserve al castillo (...) no están dispuestos a aceptar sangre goteando de espadas. Esto no se convertirá en una tierra de vampiros", agregó.

Aunque Gardner no quiso decir por cuánto se vendería la propiedad, sospecha que la cifra en euros tendría nueve dígitos. El ejecutivo espera que la venta comience en unos 60 días.

El castillo de Bran

El castillo y los edificios auxiliares abarcan 8,9 hectáreas, pero se les podrían añadir otros terrenos. La propiedad se encuentra a unos 20 minutos de distancia del aeropuerto internacional que actualmente se construye en la zona y está cerca de la zona de esquí de Brasov.

La asociación del Castillo de Bran con el Castillo de Drácula se remonta al autor irlandés Bram Stoker, quien utilizó la fortaleza como inspiración y escenario para su novela de 1897, Drácula.

Al Gobierno rumano le quedan unos dos años para utilizar el castillo como museo, que recibe a casi 450.000 visitantes cada año, sostuvo Gardner.

El castillo fue construido originalmente como una fortaleza en 1377 y fue entregado a la familia real rumana en 1920. Se convirtió en una propiedad del Estado en 1947 y fue transformado en museo en 1957. El Gobierno de Rumania devolvió la propiedad a la familia Habsburgo en 2006.

Gardner dijo que la propiedad sería ofrecida a empresas privadas y fondos de inversiones de bienes raíces hoteleros, pero el comprador probablemente será europeo.