Kevin Titzer, Craig LaRotonda y Amy Earles, tres nuevos valores del 'lowbrow', exponen juntos

  • La Stranger Factory, una de las galerías pivotales del enigmático surrealismo pop, propone al trío de artistas para iniciar la nueva temporada.
  • Titzer presenta inquietantes figuras de madera pintada y Earles juega con la falsa inocencia del estilo clásico de las ilustraciones infantiles.
  • LaRotonda se interna en lo tenebroso en 'Un consorcio de almas perdidas'.
Uno de los retablos de Craig LaRotonda
Uno de los  retablos de Craig LaRotonda
Courtesy Stranger Factory © Craig LaRotonda

La galería Stranger Factory, que afirma en sus postulados fundacionales apostar por un "nuevo tipo de arte" que "contenga la verdad de lo extraño", anuncia las tres propuestas que exhibirá para inaugurar la temporada postveraniega. Son un trío de creadores del enigmático mundo del lowbrow, también llamado surrealismo pop. Los artistas son Kevin Titzer, Craig LaRotonda y Amy Earles.

El trío, que ya goza de cierto predicamento en el género, expondrá sendas muestras al mismo tiempo de cada uno de los creadores, sólo relacionados entre sí por edad y estilo. Las exposiciones se celebrarán, entre el 4 y el 17 de septiembre, en la sede de la galería,  ubicada en Albuquerque (Nuevo México-EE UU) y justo en la ruta histórica 66, la carretera transcontinental estadounidense que ha marcado la cultura contemporánea del país.

'Lowbrow' contra 'highbrow'

La Stranger, al abrigo del colectivo de artistas Circus Posterous, apuesta por las formas más modernas de la rareza artística, casi siempre asentadas en los confines del lowbrow —en contraposición a highbrow, intelectual, elevado—, el estilo fantástico y de ambigua inocencia que nació hace algo más de un cuarto de siglo en Los Ángeles y a estas alturas se extiende por todo el mundo.

La exposición de Kitzer, titulada Pecadilloes, presenta las esculturas de madera exquisitamente labrada y pintada de este artista nacido en Indiana (EE UU), que se formó en Alemania y Tailandia y reside en la actualidad en Canadá. Las ocho piezas que exhibe están talladas sobre objetos reciclados y encontrados que cubre de varias capas de pintura y barniz para que tengan un acabado que simula la cerámica o la arcilla cocida.

Monstruos de barracas

La patina envejecida y el aspecto de los seres que crea —que en ocasiones parecen monstruos de barracas de viejos espectáculos itinerantes o criaturas semimecánicas— y encierra en cajas-vitrina, otorga al trabajo un estrafalario aire de antigüedad cómica y caricatura oscura. Afirma que las figuras combinan pensamientos con los estímulos que recibe del mundo exterior y son una forma de vaciar la mente.

Establecido en Nueva York, LaRotonda es un artista que emplea técnicas mixtas para sus pinturas e ilustraciones. El título de la colección que estrena, A Consotium of Lost Souls (Un consorcio de almas perdidas), es una pista textual para prever el temario: esculturas y pinturas de seres inadaptados que no pertenecen a ningún lugar.

'Freaks' y retablos paganos

Con guiños al arte religioso renacentisma, LaRotonda profana el clasicismo con estilo surrealista, mostrando freaks, seres pavorosos y retablos paganos que destilan una belleza triste en un mundo donde la existencia conlleva una necesaria y brutal lucha por la supervivencia.

Amy Earle, la tercera de las artistas convocadas para las exposiciones simultáneas, presenta la colección Through the Eye (A través del ojo), en la que subvierte el estilo clásico de las ilustraciones de la literatura y los cuentos infantiles y los juguetes de época.

La artista, que trabaja la pintura, el dibujo y los recortables, ronda por mundos donde la aparente inocencia de personajes cándidos parece de continuo amenazada por peligros intangibles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento