La Escuela Museo del Origami de Zaragoza (EMOZ) ha rebasado este martes, 18 de agosto, las 50.000 visitas tras 20 meses de actividad, con la llegada de cuatro estudiantes de la localidad francesa de Versalles, a las 18.00 horas.

El director, Jorge Pardo, ha informado a Europa Press de que el museo recibe una media de 2.500 visitas mensuales, más entre octubre y diciembre y menos en verano. "Para ser de pago está bien", ha destacado, ya que el precio de la entrada general es de 3 euros y la reducida se sitúa en 1,50 euros.

Pardo ha expuesto que el museo cuenta con una sala permanente y el resto se renueva por completo cada tres meses. El 15 de agosto se inauguró una exposición del artista francés Vincent Floderer que permanecerá abierta nueve meses y que muestra un fondo marino.

Actualmente se pueden contemplar también otras obras, como una representación de las reuniones del grupo de papiroflexia de Barcelona, ambientada en un bar, y una exposición de carteles de Gabriel Álvarez confeccionados con la técnica de papel humedecido.

TRADICIÓN

Este museo, ubicado en la segunda planta del Centro de Historias de la capital aragonesa, está abierto de martes a sábados, en horario de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas, y los domingos y festivos en horario de mañana.

El arte del origami es ya tradicional en Aragón, ya que el grupo zaragozano de papiroflexia es el más antiguo de todo el mundo, con más de 70 años de antigüedad y el monumento de 'Las pajaritas' de Huesca es también el más antiguo del mundo. Solo hay tres museos dedicados a este arte en el mundo, uno en Japón, otro en Corea del Sur y el de Zaragoza.

El origami o papiroflexia es el arte de hacer figuras de papel sin cortar ni pegar. "Hasta ahora estaba considerado una manualidad, pero cuando la gente viene se da cuenta de que es algo más, de que realmente es arte", ha comentado Jorge Pardo.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.