A las 12.15 horas de ayer había 48 personas en la comisaría de la calle López Mora esperando a renovar el DNI o hacerse el pasaporte. Y podría no ser un número exagerado, a no ser por las horas que llevaban esperando. Algunos cerca de cinco, y todavía no habían pasado.

«A partir de las siete de la mañana ya suele haber unas 30 personas haciendo cola en la calle», explicaba uno de los policías de la comisaría. Ese era el caso de Nieves, una mujer que llegó a las 7.45 horas para recoger el número que empiezan a repartir a partir de las ocho, cuando abre la oficina. Llegando a esa hora le dieron el 67. «Ayer vine y me tuve que ir a casa sin el carné y hoy vamos por el mismo camino», explicaba, resignada, antes de aprovechar la larga espera y salir a desayunar.

En la oficina de López Mora hay cinco personas que se encargan de gestionar la expedición de los DNI. En total son 110 los que se hacen en un día. «El problema no es de personal, sino del sistema informático, que falla mucho», explicaba un familiar de uno de los funcionarios. El sistema falla, y mucho. Hace dos meses, 20 minutos acudió a comprobar el funcionamiento de la oficina de Luis Taboada y a uno de sus redactores le tuvieron que repetir hasta tres veces el documento.

Lo que pasaba ayer en esta comisaría de Vigo puede no ser nada comparado con lo que se avecina a partir del 1 de julio. El horario de las oficinas del DNI se reduce tres horas. Entonces, el número de documentos expedidos será inferior, al igual que la paciencia de la gente.

Vamos mejor que otras ciudades

Aunque parezca mentira, en ciudades como Madrid se llegan a tardar seis horas en conseguir la renovación del carné y en municipios de la capital como Alcobendas, hay gente haciendo cola desde las 5.00 horas. Además, Vigo ha sido una de las primeras ciudades en empezar a implantar el DNI electrónico y sus dos oficinas cuentan con este sistema. El Ministerio del Interior pretende que en marzo de 2008 todas las comisarías que tengan servicio de DNI expidan el carné electrónico. Éste se caracteriza por tener un chip incorporado que permitirá, entre otras cosas, sacar dinero de los cajeros o hacer trámites completos con la Administración, desde casa.

Lo que tiene la burocracia

Loreto. 18 años

Esta chica tuvo un poco de suerte, pero no toda. Llegó a la oficina a las 9.10 horas y le dieron el número 109, casi el último. Pero una chica que terminó por desesperarse «me dio el suyo porque se tenía que ir. He pasado de tener el 109 al 79». Aún así, a las 12.00 horas aún no había pasado a hacerse el DNI. Tenía la mañana libre porque trabaja por las tardes.

Andrés. 33 años

Ni siquiera los que van a hacerse el pasaporte se salvan de la cola. Esperan menos, eso sí, aunque el proceso de expedición, al parecer es más largo. «Han tardado en hacérmelo media hora», cuando para el carné son 15 minutos. «Eso sí, me he pasado esperando aquí aburrido desde las nueve y media. Por suerte, el DNI ya me lo había hecho».

Begoña. 29 años

Esta joven ya sabía lo que pasa en López Mora y venía sólo con la intención de probar. Llegó poco antes de las 12.00 horas, pero «desisto porque aunque me han dado número sé que no me van a atender hasta dentro de dos horas. Perdí el DNI y he aprovechado para poner la denuncia, así que vendré mañana. Esto va así siempre».