La delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, ha manifestado su "más contundente condena y repulsa" ante el asesinato de una vecina de Armilla a manos de su marido quien supuestamente la ha propinado un hachazo y que se ha convertido en la primera víctima de violencia de género en la provincia en lo que llevamos de año, la sexta en Andalucía y la número 25 en el territorio nacional.

García, que ha trasladado sus condolencia a los familiares de la víctima, ha considerado que "hoy es un día triste para una sociedad cuyos pilares se asientan en la igualdad, en la democracia" y ha asegurado que un hecho como éste "hace temblar esos pilares amenazados por una lacra, la violencia de género, contra la que hay luchar todos para acabar con ella".

La responsable del Gobierno andaluz ha calificado de "necesaria" la implicación de todos y cada uno ámbitos, público y privados, y ha animado a denunciar ante cualquier episodio de violencia de género porque "no se puede consentir ni una víctima más con una tolerancia cero ante el maltrato es indispensable".

La delegada ha animado a la ciudadanía, pero sobre todo al entorno más cercano como familiares o vecinos de una posible víctima, a implicarse y denunciar aquellos casos de violencia de género que presencie o intuyan porque "no se puede mirar para otro lado cuando la vida de una persona está en juego".

Consulta aquí más noticias de Granada.