El grupo Aspro Parks, que gestiona 60 parques acuáticos en Europa, entre ellos el Aqualand en Mallorca, asegura que debido a que estos son entornos "diseñados especialmente para niños y están controlados por profesionales", suponen "un lugar idóneo" para que los más pequeños tengan un "primer contacto seguro con el agua".

La empresa afirma que en este tipo de centros los niños se divierten y además, "se consigue que aprendan" ya que, según aseguran, los parques combinan "alegría y aprendizaje a partes iguales".

Según señalan, se trata de espacios en los que los niños "pueden jugar en atracciones y entornos especialmente pensados para ellos a la vez que descubren que el agua es un medio divertido y seguro".

"Esta mezcla -explican- hace de centros como Aqualand El Arenal, con zonas infantiles como Children's Paradise o Dragonland, uno de los lugares idóneos para convertirse en el primer contacto - divertido, seguro y controlado por profesionales- para los pequeños de la casa".