.
.

El alcohol ha sido considerado desde siempre como un buen afrodisíaco. Los griegos lo consagraron a uno de sus dioses más venerados Dionisos, el creador del teatro, de la poesía lírica y de la comunicación con el inconsciente, cara oscura de Apolo. Muchas mitologías los consideran hermanos gemelos, opuestos, como Luz y Tinieblas o Matemáticas e Intuición y necesarios para el desarrollo integral del ser humano.

El alcohol, tomado en pequeñas cantidades, reduce la ansiedad y rompe las cadenas de las inhibiciones, pero desgraciadamente es muy difícil calcular y si se bebe de más produce el efecto contrario porque afecta a la erección, la lubricación y el orgasmo. Si se usa con frecuencia y en cantidades abusivas los efectos negativos para la respuesta sexual son permanentes.

Por otro lado, la concentración de alcohol en sangre depende de lo que se ha comido, del tipo de bebida que se consume, (no es lo mismo la cerveza y el vino que los destilados), de la edad, del sexo, del peso y del metabolismo del consumidor.

No obstante, en términos generales podemos decir que: un vaso de vino o dos favorece la comunicación y la excitación sexual en los hombres y en las mujeres prepara el deseo. Cuatro vasos: dificultades para coordinar pero buenas erecciones, deseo intenso en las mujeres, el orgasmo es bueno en ambos. Seis vasos: se incrementan y se exageran las emociones, la mayoría de las mujeres experimentan dificultades con el orgasmo y los hombres con la erección. Ocho vasos: charla incoherente, movimientos incontrolados, caminar en eses, dificultades para mantener u obtener la erección en hombres, pérdida de conciencia en las mujeres.

Es evidente que con más de dos vasos las consecuencias son imprevisibles y peligrosas, pero un vaso de buen vino y una buena charla son el mejor preludio para una sesión de sexo inolvidable.

PARTICIPA EN SEXO Y VERANO

Todos tenemos pequeñas perversiones inofensivas, ¿te atreves a contarnos la tuya?

Para grabar marca el número gratuito 900 20 20 26 y clave 122#

Para opinar sobre este tema llama al 900 20 20 26 y marca la clave 122#

¿Un SMS puede ser erótico?

 Nosotros creemos que sí. Estamos seguros de que con ingenio los 140 caracteres de un mensaje corto son suficientes para calentar el verano.

Participa enviando el tuyo al número 690 20 20 20. Publicaremos los mejores.