El Ayuntamiento de Oviedo destinará más de 27.000 euros entre el mes de agosto y los primeros días de septiembre a ayudas económicas por emergencia social, como fórmula alternativa a la apertura de comedores escolares.

En concreto, se estima que las ayudas económicas de emergencia social para el mes de agosto atenderían a 329 solicitantes con un importe individual de 66,90 euros hasta alcanzar una inversión total de 22.010,10 euros. En el caso de los cinco primeros días de septiembre, la cuantía a percibir por menor sería de 15,93 euros sumando una partida de 5.240,97 euros.

En julio, el importe del gasto por los 694 escolares que hicieron uso del comedor será como máximo de 26.756,38 euros "aunque la cantidad real será inferior tras algunas renuncias", según señala en nota de prensa la concejala de Gobierno de Atención a las Personas, María Luisa Ponga Martos.

El Gobierno municipal consideró "un objetivo prioritario ofrecer una solución a los problemas que podrían tener algunas familias de Oviedo para garantizar la alimentación de sus hijos y para conciliar la vida familiar y laboral en los meses de verano", señala la edil en el escrito.

Asimismo, explica que el mes pasado fue posible la apertura de los comedores de los centros escolares de Ventanielles, Poeta Ángel González, Lorenzo Novo Mier, Fozaneldi, Veneranda Manzano, Santa María del Naranco y La Ería. Una medida que no es viable en agosto y principios de septiembre por las dificultades que pusieron de manifiesto los equipos directivos de los centros.

De este modo, desde el Ejecutivo local se planteó ofrecer una ayuda económica de emergencia social fijada en la cuantía de una beca ordinaria de comedor escolar, es decir, la cantidad resultante de multiplicar el número de días lectivos al precio diario del comedor, según la ordenanza fiscal y, sobre esa cifra, aplicar un 90%.

Consulta aquí más noticias de Asturias.