El elevado número de casos de cáncer de piel, que aumenta un 10 por ciento al año en España, ha llevado al Colegio Oficial de Farmacéuticos de Málaga a editar un decálogo de consejos para que los ciudadanos sepan protegerse correctamente del sol durante el verano.

En los últimos cuatro años, según datos de la Academia Española de Dermatología y Venerología (Faedv), la incidencia del cáncer de piel se ha incrementado un 38 por ciento, por lo que tanto dermatólogos como farmacéuticos insisten en que la mejor fórmula para luchar contra esta enfermedad es la prevención.

El vocal de Dermofarmacia del Colegio malagueño, Manuel García, ha instado a la población a usar fotoprotectores solares en las horas de mayor exposición solar, con independencia de si se está en la playa, de paseo o, incluso, trabajando.

"Hay que tomar conciencia de la importancia de ir siempre protegido del sol. En los meses de verano la radiación es muy alta y las partes expuestas sufren daños, aunque no sean perceptibles a simple vista", ha manifestado a Europa Press.

Ha recordado que los protectores han de ser acordes al tipo de piel de la persona y ha incidido en que es "especialmente importante la protección en las edades tempranas", siendo el grupo de más riesgo los menores de tres años.

No obstante, según García, "con el simple hecho de evitar el sol de doce del mediodía a cinco de la tarde la radiación utravioleta que recibe el cuerpo humano se reduce en un 60 por ciento".

Atención a los fototipos y exposición de menores al sol

Debido a la complejidad de los tipos de pieles y del momento en que se vaya a producir la exposición al sol, lo más recomendable es consultar a los profesionales. En este decálogo se insta a elegir una correcta crema, dependiendo de los tipos de piel, desde el fototipo I (más claras y vulnerables) hasta el fototipo IV (más oscuras y con mayor protección innata).

Otra de las recomendaciones es consultar el Índice Ultravioleta antes de comenzar la exposición solar, que por encima de siete se considera alto. Precisamente, en la provincia estos parámetros suelen ser altos todo el verano. En la página web de la Agencia Estatal de Meteorología se ofrece esta información a diario.

Aplicar la crema de forma abundante y repetir la operación cada dos horas aproximadamente; no utilizar un fotoprotector del año anterior porque puede perder propiedades, y extremar la precaución en determinados lugares son otras de las medidas planteadas por los farmacéuticos.

En este sentido, García ha incidido en evitar la exposición directa de los niños menores de tres años y, cuando salgan a la calle, deben hacerlo correctamente protegidos, no sólo con cremas fotoprotectoras, sino también con ropa adecuada, gorro y gafas de sol que absorban las radiaciones.

Las personas adultas deben proteger especialmente zonas sensibles como la calva, las manos, las orejas. Los labios y el cabello se debe de proteger con productos especiales y, además, se han de vigilar las manchas que puedan aparecer en el cuerpo, acudiendo a un especialista en caso de que cambien de aspecto (color, tamaño y forma).

Consulta aquí más noticias de Málaga.