Imputado un pastor por llevar su ganado a una zona con flora protegida en Los Santos de Maimona (Badajoz)

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) con sede en Hornachos (Badajoz) han imputado al encargado de un rebaño ovino y caprino por un supuesto delito contra la flora, por introducir a los animales en una zona vallada y señalizada por su interés conservacionista de flora amenazada, causando con ello un grave daño a distintas especies de orquídeas y narcisos.
Terrenos utilizados por el ganadero
Terrenos utilizados por el ganadero
GUARDIA CIVIL

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) con sede en Hornachos (Badajoz) han imputado al encargado de un rebaño ovino y caprino por un supuesto delito contra la flora, por introducir a los animales en una zona vallada y señalizada por su interés conservacionista de flora amenazada, causando con ello un grave daño a distintas especies de orquídeas y narcisos.

Según informa la Guardia Civil en una nota de prensa, en el marco del proyecto transfronterizo ente España y Portugal INTERREG para la Conservación de la Flora Amenazada, se determinó el cerramiento de una parcela sita en la Cañada Real de Usagre, término municipal de Los Santos de Maimona (Badajoz).

El vallado estuvo motivado por la presencia de once especies de orquídeas y narcisos, tres de ellas catalogadas como amenazadas. Con esta medida se pretendía evitar tanto el pisoteo de visitantes a la zona como el pastoreo de ganado.

La Guardia Civil, durante el desarrollo de sus servicios de vigilancia, venía observando la presencia de unas 70 cabezas de ganado ovino y caprino en el lugar, ante lo cual realizaron gestiones para la identificación del cuidador del rebaño.

Una vez identificado el pastor, se le informó en "reiteradas ocasiones" de que el lugar no podía ser utilizado para la guarda del ganado, ya que su presencia causaba graves daños a la flora, de hecho existían carteles explicativos que así lo indicaba.

Ante la desobediencia y reiterada conducta de esta persona, los Agentes del SEPRONA solicitaron un informe al Servicio de Conservación de la Naturaleza de la Junta de Extremadura para determinar la gravedad de los daños.

Técnicos de ese servicio autonómico constataron, que en una superficie de dos hectáreas se observan "claros signos de sobrepastoreo", con la "consiguiente desaparición de la flora herbácea". Se consideró una afección grave a la flora amenazada en más del 75% de la parcela vallada.

Considerando los hechos constitutivos de un delito contra la flora, como queda reflejado en al artículo 332 del vigente código penal, se instruyeron diligencias dirigidas al correspondiente Juzgado de Instrucción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento