La segunda luna llena ocurrida durante un mismo mes del calendario gregoriano es conocida como luna azul.

La única manera de ver la luna azul es cuando en la atmósfera hay partículas de erupciones volcánicas o incendios en suspensión

Este fenómeno sucede aproximadamente cada tres años.

Además, este año habrá dos lunas azules en enero y marzo, fenómeno que tiene lugar entre tres y siete veces cada siglo.

El último año con dos lunas azules fue 1999, momento en el que se popularizó el término.

La traducción al castellano del término no es el todo exacta, ya que el término 'blue' deriva del término inglés 'belewe' que refiere al significado de 'traidor'.

La doble luna llena no era muy bien recibida porque significaba alargar el período de ayuno en cuaresma.