La concejal del grupo municipal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Reyes Campillo, ha pedido al gobierno de la ciudad "medidas urgentes" porque la emergencia social "no puede esperar".

En declaraciones a los medios de comunicación, tras la primera reunión de la Comisión de Derechos Sociales del consistorio, ha explicado que en ella ha pedido "una comparecencia muy seria porque el discurso de investidura del alcalde fue que había una emergencia social de incalculables consecuencias".

Por eso, ahora, "queremos saber qué se está haciendo en estos 40 días que han pasado" desde la toma de posesión del equipo de gobierno de Zaragoza en Común en materia social, a lo que la vicealcaldesa y consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, "ha dicho que van despacio porque quieren llegar lejos".

Campillo ha explicado que "no podemos asumir ni aceptar" esta respuesta porque "los derechos sociales son la batalla de todos los grupos políticos" y para eso "tenemos que intentar ponernos de acuerdo" y así "llegar a todas las personas que están en la calle pidiendo en servicios sociales una asistencia no pueden estar esperando a que el gobierno vaya despacio porque quiere llegar lejos", ha sentenciado.

Igualmente, ha advertido de que "está a cero" la partida de las ayudas de urgente necesidad. "No hay dinero" puesto que "se sabe que hay un millón al mes de gasto" en este concepto.

Modificación de crédito

La concejal del PP ha precisado que el equipo de gobierno "nos ha sorprendido con una modificación de crédito de dos millones de euros" para esas ayudas, "cuando sabemos que hasta final de año van a hacer falta cinco o seis" más.

Campillo ha indicado que los 'populares' "ya avisamos en el presupuesto" de que era necesario más dinero, partidas que "no pueden esperar" ya que en políticas sociales y prestaciones básicas no se pueden dar esos cien días de cortesía al nuevo gobierno municipal.

Por todo esto, la concejal del PP ha subrayado que el Ayuntamiento de Zaragoza debe "tomar medidas urgentes", "si es verdad" esa situación de emergencia social, que requiere "empezar a trabajar en ello".

En este punto, Campillo ha recordado que su grupo ha presentado en los últimos tres años cuatro mociones con propuestas para destinar partidas "de gastos superfluos a ayudas de urgente necesidad", sacándolas de programas como Zaragoza Redistribuye y gastos de protocolo de alcaldía.

No obstante, "nos hemos quedado solos en estas cuestiones" y ya en la campaña electoral "avisamos de que hacían falta 10 millones porque sabíamos que se están incrementado las ayudas de urgente necesidad" ya que "se ha ampliado el reglamento" y ahora se cubren conceptos que antes no se atendían, como gastos de electricidad.

Nueva moción

Campillo ha anunciado que presentarán una nueva moción "para intentar solucionar el problema de las ayudas de urgente necesidad". También ha dicho que "sean bienvenidas todas las vías de comunicación" entre el consistorio y el Gobierno de Aragón.

Al respecto, ha lamentado que ésta no se haya dado cuando el PP ha gobernado en la Comunidad y el PSOE en el consistorio, para apuntar que si el anterior Ejecutivo aragonés multiplicó por cinco la partida del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI), el Ayuntamiento de Zaragoza, encargado de tramitar los expedientes de la ciudad, los enviaba "con un 60 por ciento de documentación errónea" algo que "ha retrasado mucho" su concesión, "a parte de los problemas presupuestarios". Por eso, ha concluido, ahora "las personas agradecerán si hay esa total colaboración".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.