El PNV ha jurado este domingo, bajo el Árbol de Gernika, fidelidad a la causa del pueblo y, tras actualizar su compromiso de construir una nación vasca, ha rechazado "cualquier imposición" o "limitación" a la plasmación de "la libre voluntad democrática de la ciudadanía".

Este juramento ha sido leído por el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar en la Casa de Juntas de Gernika en un acto convocado con motivo del 120 aniversario del partido, al que han asistido los principales representantes de la formación jeltzale, además, del lehendakari, Iñigo Urkullu.

En la declaración, que incluía un decálogo de diez puntos, el PNV ha jurado fidelidad a la causa del pueblo vasco y ha rechazado cualquier "modo de coacción o imposición", así como cualquier "impedimento o limitación" a la plasmación de "la libre voluntad democrática de la ciudadanía".

En el juramento, la formación jeltzale señala que Euskadi es su patria y forman parte de un mismo pueblo, "siete territorios unidos por un origen común".

El PNV afirma que aspira a construir una nación con todos los que "pretendan unir su destino al de este pequeño país que no pretende ser ni mejor ni peor de los demás, sino él mismo".

Asimismo, asegura que "ni una sola causa política" puede situarse por encima de los "principios básicos de la ética y el respeto a los derehos humanos".

(habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.