La conformación de una marea gallega para las elecciones generales en la que participen sensibilidades como Anova, Esquerda Unida y Podemos se mantiene con "diferencias" y, según las fuentes consultadas por Europa Press, alejada por ahora.

Sin embargo, y aunque Pablo Iglesias ha avisado de que sus siglas en la papeleta es "innegociable", ha aceptado la posibilidad de que Galicia cuente con un grupo parlamentario propio en el Congreso, en el que se integren miembros de Podemos, y con el que haya un "protocolo de relaciones" estable.

Precisamente, la conformación de un grupo gallego con entidad propia fue la condición que marcó el BNG para la conformación de una candidatura propia gallega y también lo defienden formaciones como Compromiso por Galicia, uno de los partidos nacido de la escisión del Bloque en 2012.

Pero pese a esta oferta, que Iglesias restringe a Cataluña y a Galicia, y que significaría, en la práctica, un grupo parlamentario en las Cortes propio que apoyase una eventual investidura del candidato de Podemos, los escollos se mantienen porque la formación de Iglesias no quiere renunciar a que sus siglas aparezcan y las diferentes patas del nacionalismo gallego son reacias a esta situación.

En medio, Esquerda Unida tendría que decidir si mantiene sus alianzas con sus hasta ahora socios de Anova (y otras sensibilidades como los Ecosocialistas) o se alía en Galicia con Podemos, lo que sería una diferencia con la situación actual de Izquierda Unida y Podemos a nivel estatal.

"DIFERENCIAS"

En declaraciones a los medios, Pablo Iglesias, que entre este viernes y sábado se habrá reunido con los alcaldes de mareas ciudadanas que gobiernan en Galicia, ha reconocido que hay "diferencias", pero ha señalado que hay voluntad de "diálogo" y, según las fuentes consultadas por Europa Press, no se ha dado carpetazo a los contactos, pese a las divergencias, que no niegan.

De hecho, tras la reunión celebrada a tres bandas en A Coruña entre Iglesias, Xosé Manuel Beiras (Anova) y Yolanda Díaz (Esquerda Unida), todos ellos han mostrado la voluntad de seguir el diálogo, porque, en palabras del líder de Podemos, comparten "diagnóstico" y la "necesidad de cambio".

De esta manera, Iglesias ha manifestado que la reunión ha sido "positiva", aunque ha reconocido "diferencias con la fórmula electoral". "Pero compartimos la necesidad de seguir navegando", ha abundado.

Asimismo, ha reivindicado la conciencia "plurinacional" de Podemos y ha asegurado que su voluntad es que, además de las formaciones con las que se ha hablado este viernes, también se puedan "incorporar las mareas" y otras sensibilidades.

Sobre este punto, ha reiterado que en esta cuestión "tendrían el protagonismo los compañeros de la dirección de Podemos Galicia", que encabeza Breogán Riobóo, también presente en los encuentros de este viernes. "Pensamos que podemos encontrar fórmulas para que se añadan protagonismos que puedan aglutinar otras sensibilidades del cambio que se concrete ganando al PP", ha expresado.

Al hilo de ello, Iglesias ha señalado que consideran que "Podemos va a ser la referencia del cambio en todo el Estado", pero ha entendido que se pueden añadir otras sensibilidades", en especial en lugares como en Galicia.

"poner a un lado las siglas"

Por su parte, la coordinadora de Esquerda Unida, Yolanda Díaz, ha manifestado que ella siempre ha defendido que las fuerzas políticas tienen que "ponerse a un lado" para que el "sujeto del cambio sea la ciudadanía". "No debemos ser nosotros los protagonistas", ha subrayado, apelando a las 70 candidaturas de unidad que se presentaron en las municipiales.

Así, ha insistido en que la ciudadanía es la que tiene que ser "el motor de arranque" y ha recordado como Anova, Esquerda Unida y Podemos "supieron" hacerlo en las municipales del pasado 24 de mayo y estuvieron "a la altura de las circunstancias".

Yolanda Díaz ha defendido que "esto es lo que se debe hacer" ahora. "Se trata de tejer a modo de filigrana, una herramienta, con mucho cuidado y cariño", ha apostillado.

Su socio en AGE, Xosé Manuel Beiras, también ha coincidido en asegurar que el "protagonismo" debe residir en la ciudadanía y ha mostrado su creencia en que es "perfectamente articulable" un sujeto político gallego con "una alternativa a nivel de Estado".

"En definitiva, es en las instituciones del Estado donde se juega", ha manifestado, antes de apostillar que "ahí está el papel que puede jugar Podemos". Es decir, que las "naciones" del Estado se puedan aliar.

Grupo gallego

Poco después de reunirse con Xosé Manuel Beiras (Anova) y Yolanda Díaz (Esquerda Unida), el líder de Podemos mantuvo un encuentro con el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, y, en declaraciones a los medios, afirmó que le "parecía muy bien" que en el próximo Congreso de los Diputados haya un "grupo parlamentario gallego", "no separado, pero sí distinto" de uno estatal con el que se mantenga "un protocolo de relaciones".

A raíz de una pregunta vinculada con el proceso de primarias de la formación, Iglesias ha señalado que consideraría "positivo" que en las próximas Cortes haya "un grupo parlamentario catalán y un grupo parlamentario gallego, también con diputados de Podemos y otras espacios".

Preguntado por si esto supondría un grupo parlamentario separado, el líder de Podemos ha explicado que "no separado, porque habría un proyecto común, pero sí un grupo distinto, con un protocolo de relación, con una voluntad de trabajar juntos por el cambio".

"A mí me parecería muy bien que hubiera un grupo parlamentario gallego con un protocolo de relaciones, con un grupo parlamentario catalán y uno estatal", ha remachado Iglesias, que apenas una hora antes reconocía que se mantenían "diferencias" con Anova y Esquerda Unida en lo que sería la conformación de una marea gallega para las generales.

Encuentro con xulio ferreiro

Tras el encuentro con Xulio Ferreiro, Pablo Iglesias ha recordado su mitin en campaña electoral junto a el que era "el candidato de la ilusión" y que hoy es "el alcalde de la ilusión", y ha manifestado que le "emociona ver lo que hace" en la la ciudad. Así, ha deseado que ese "espíritu funcione para derrotar al PP".

Por su parte, el regidor coruñés ha destacado la "buena sintonía" con Iglesias y ha apuntado que comparten cuestiones "importantes y esenciales", como es que el "espíritu de las mareas pueda trasladarse a otras contiendas" electorales, aunque haya diferencias y matices en sus percepciones, que, en todo caso, ha rechazado que sean insalvables.

Al contrario, Ferreiro ha confiado en que pueda "haber un presidente que haga otras políticas" y ha señalado que en "lo esencial" están "de acuerdo", tras lo que matizó que era su opinión y que en la Marea Atlántica todavía no se ha abordado esta cuestión.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.