El bailarín y coreógrafo zaragozano, Miguel Ángel Berna, estrenará en Zaragoza el próximo mes de octubre su último trabajo 'La Jota y la Taranta' en el que profundiza en las relaciones entre Aragón e Italia para "recuperar la memoria histórica del gran intercambio cultural surgido a partir del año 1600".

La tarantela es un baile popular del sur de Italia, de origen napolitano con un movimiento muy vivo y acompañado de canto y sobre el que el artista aragonés ya ha trabajado en un anterior espectáculo y también con la bailarina Manuela Adamo.

Berna se ha declarado partidario de "no caer en la mediocridad de rechazar lo propio, sino mirar al pasado" para descubrir los orígenes de un baile y su "utilidad en la sociedad" como medio de comunicación, "especialmente de cortejo", de la pareja, que ante las dificultades de antaño "se refugiaban en el baile".

Tanto la jota como la taranta "es una mirada al interior, para depurarnos y buscar la fuerza en la pareja" ha expuesto el coreógrafo por lo que el espectador tendrá que trasladarse siglos atrás para intentar comprender el lenguaje corporal que se transmite en estos bailes para "buscar el acercamiento a la pareja".

En la jota "no te tocas con tu pareja, pero la inventiva aflora a través del lenguaje corporal para que puedas expresar tus sentimientos y siempre desde el respeto y unos valores", ha descrito.

El 3, 4 y 5 de octubre, en la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza, unos 30 bailarines representarán 'La Jota y la Taranta' que es un espectáculo "de escenario y didáctico porque explica todas estas cosas", ha indicado Berna, para apostillar que las entradas ya están a la venta y además cuenta con una ayuda de 20.000 euros del Ayuntamiento de Zaragoza.

"Es como mi casa y para mi es un templo" ha comparado Berna en referencia al Auditorio de Zaragoza, "uno con los de mejor acústica de España" y ha reconocido que es una "sala difícil porque es grande, inmensa" y mentalmente se ha trasladado hasta Los Monegros para exponer que "es como si te subes a una salina y ves el horizonte, que, a mi, me transmite serenidad y calma".

Otros proyectos

Esta labor didáctica y divulgativa le llevará el próximo mes de agosto hasta Italia para impartir cursillos en un proyecto cultural que desarrolla la World Music Academy en su sede italiana. "Ojalá, que en el futuro haya otra sede en Zaragoza", ha deseado.

En rueda de prensa, ha confesado que "echo en falta el acercamiento de los jóvenes a la gente del pueblo para disfrutar de las tradiciones vivas, de las que recogemos la sensibilidad para plasmarla en el escenario".

En enero de 2016 se presentarán en Rávena "Italia", y una versión más reducida de este espectáculo, titulado 'Mediterráneo' se podrá disfrutar en Alcañiz y en Pozuelo (Madrid) este verano después de que hace unos meses se haya representado, durante quince días en la Sala Roja de los Teatros del Canal, en Madrid.

El bailarín también se subirá a los escenarios de los centros cívicos de Zaragoza este verano para acercar su arte a los barrios de la ciudad.

Berna también prepara un proyecto cinematográfico "con 70 bailarines, del que no puedo avanzar más porque lo tengo prohibido", pero ha anunciado que se comenzará a rodar a finales de este año y también trabaja en un documental sobre la taranta.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.