Este jueves la Guardia Civil ha desactivado un proyectil de artillería y dos granadas de mortero utilizadas en la Guerra Civil, que fueron localizadas por una persona en el paraje denominado 'Fuente de los Piojos', situado en el término municipal de Muduex.

Hasta el lugar del hallazgo se desplazó un Equipo de Búsqueda y Localización de Artefactos Explosivos (EBYL) de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara, quien recabó información precisa sobre el estado de conservación y características de los proyectiles, así como sobre su ubicación exacta, determinada mediante las coordenadas geográficas, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Tras realizar estas actuaciones, la Guardia Civil de Guadalajara dio aviso al Servicio de Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil (SEDEX), con base en Valdemoro (Madrid), para que se hiciese cargo de los objetos.

Una dotación de este Servicio se trasladó al lugar de los hechos y se hizo cargo del proyectil y de las dos granadas, que trasladaron a una cantera cercana, situada el término municipal de Miralrío, donde se realizó la explosión controlada de estos y bajo las medidas reglamentarias de seguridad, para lo que se utilizaron cargas especiales al objeto de minimizar el impacto medioambiental.