La presidenta del Parlamento de Canarias, Carolina Darias, ha propuesto al nacionalista Fernando Clavijo como candidato a la Presidencia del Gobierno regional con el apoyo de CC y PSOE, y ha anunciado el orden del día de la jornada de investidura, prevista para los días 6 y 7 de julio.

Así lo ha comunicado este viernes en rueda de prensa tras la reunión de la Mesa y de la Junta de Portavoces, y tras haber realizado ayer jueves la ronda de consultas con los grupos parlamentarios, que no han propuesto a ningún otro candidato a la Presidencia.

Carolina Darias avanzó que la sesión de investidura comenzará el próximo lunes a las 17.00 horas con la intervención, sin límite de tiempo, del candidato a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo.

La sesión continuará al día siguiente, a partir de las 09.30 horas, con la intervención de los grupos, primero con los partidos de la oposición, de mayor a menor representación, y después con los grupos socialista y nacionalista canario.

Cada grupo dispondrá de 30 minutos y el candidato a la Presidencia podrá responder colectivamente o de forma individual. Seguidamente, los grupos volverán a disponer de otros diez minutos y Fernando Clavijo podrá cerrar cada bloque.

Una vez se hayan producido todas las intervenciones, la Presidencia del Parlamento fijará una hora para la votación, que dependerá del desarrollo del debate, y se hará por llamamiento desde cada uno de los escaños a los diputados y diputadas que conforman el hemiciclo.

La candidatura de Clavijo ha contado con el apoyo de los dos grupos que han cerrado el pacto de Gobierno en las islas —CC y PSOE— y, finalmente, no tendrá el apoyo de Nueva Canarias, que ha mostrado su disconformidad con el acuerdo de gobierno.

La Agrupación Socialista Gomera (ASG) de Casimiro Curbelo ha condicionado su apoyo al discurso de Clavijo, lo mismo que el Grupo Popular, mientras que Podemos ha vinculado su apoyo a un conjunto de cinco medidas basadas en la 'tolerancia cero' a la corrupción, la reducción de asesores, la reforma electoral, el freno a los desahucios y el control de los contratos públicos.