El candidato socialista a la Presidencia de Aragón, Javier Lambán, ha advertido este viernes de que es necesario que el crecimiento económico "no genere desigualdad y trabajo indigno", sino que favorezca la calidad en el empleo, en los servicios públicos y que sea "sostenible".

Así lo ha afirmado Lambán en su réplica a la intervención del portavoz parlamentario del Partido Aragonés (PAR), Arturo Aliaga, en la segunda jornada del Debate de Investidura que se celebra en las Cortes de Aragón.

"No pretendo que el gobierno planifique la economía, no soy Lenin ni Stalin", ha aseverado, para defender que el gobierno, junto a los grupos parlamentarios, la sociedad y los actores económicos y sociales deben alcanzar un acuerdo "sobre qué tipo de sectores son estratégicos, más competitivos" y poner a su servicio los "escasos recursos" de los que disponga el Ejecutivo.

En esta tarea, el gobierno saliente "ha fracasado" y puso en marcha "un plan Impulso que fue un engaño a la sociedad aragonesa". Ha recalcado que favorecer la competitividad "a costa de pagar salarios de miseria, sueldos de 400 euros y competir a la China es algo que me repugna absolutamente, tenemos que competir por otras vías", con la innovación, salarios "dignos" y "grandes acuerdos sindicales". Ha afirmado que el PSOE derogará la reforma laboral.

Ha dicho a Aliaga que ahora, como presidente del PAR, "ha dejado de ser vasallo y ha pasado a ser señor" y ha confiado en que en esta legislatura los aragoneses "se beneficien también de su presencia", si bien ha apreciado que "ha tenido que forzar demasiado las cosas para votar en contra de mi discurso de investidura".

De hecho, "la integridad de su programa económico es lo que yo ayer desgrané, es la misma, y se que la cuestión económica es lo que le preocupa", ha indicado, para agregar que, aunque el PAR vote en contra, "valoro mucho su gesto de dejar puertas abiertas para que se puedan producir acuerdos en materias muy coincidentes".

Sobre la oficina contra la corrupción, ha estimado que "no es redundante con la Cámara de Cuentas" sino que ambas trabajarán "de manera sintonizada" y en materia de infraestructuras ha abogado por alcanzar "un gran pacto" para analizar qué proyectos se priorizan.

COINCIDENCIAS

"En casi todos los aspectos de su discurso constato coincidencias", ha dicho Lambán al portavoz del PAR, al aseverar que "he dicho hasta la saciedad que no nos planteamos incrementar la presión fiscal", salvo con un tributo a la hidroeléctrica.

Sobre el plan medioambiental integral para el río Ebro, para prevenir riadas, ha recordado que "explícitamente" está contemplado en el programa electoral del PSOE y, respecto al Pacto del Agua, ha remarcado que "he trabajado mucho a lo largo de mi vida política" por estos proyectos.

Ha estimado, sin embargo, que los regantes "tienen que esforzarse más por explicar que los esfuerzos inversores (en estas infraestructuras) están perfectamente alineados con la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente".

Modelo territorial

En cuanto al modelo territorial, "no trato de imponer el mío", pero "es hora de replanteárselo y ver hasta qué punto la excesiva complejidad del entramado local no es un freno más que un acicate" para los municipios.

Ha emplazado a "anteponer los intereses de Aragón a los de nuestros respectivos intereses partidarios", pero "mientras no haya un modelo que sustituya al actual, es preferible que no se modifique absolutamente nada".

Lambán ha observado que la despoblación no se soluciona "por arte de magia", sino dotando de servicios y oportunidades de creación de empleo y desarrollo al territorio.

EDUCACIÓN

Ha planteado un cambio en la ley de contratos para que tengan "más peso" los criterios sociales y, en materia de educación, ha dicho al resto de grupos que "la LOMCE pueden darla ustedes por muerta, por finiquitada, porque la próxima mayoría parlamentaria en España la finiquitará porque es un despropósito legal".

En Aragón, su paralización en el tramo autonómico "será la primera gran noticia que el futuro gobierno dará a nuestra tierra" y ha advertido de que se respetará a la concertada, pero "no oculto nuestra predilección por la enseñanza pública", por lo que "nuestros esfuerzos irán dirigidos y estarán estrictamente centrados en la pública".

La Universidad pública de Zaragoza "ha sido maltratada, se le deben 50 millones, está asfixiada y no tienen ni para el material imprescindible", ha dicho a Aliaga para indicar que "bienvenido el compromiso de darle a la universidad lo que es suyo".

Por último, Javier Lambán ha invitado al PAR a dejar atrás la visión "arcaica y provinciana" de las relaciones de Aragón con el conjunto de España.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.