El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha ratificado este viernes su apoyo a la candidata de Geroa Bai, Uxue Barkos, para que presida Navarra, pero ha advertido de que Barkos ha propuesto un modelo de Gobierno "excesivamente presidencialista".

Cabe recordar que Barkos ha planteado un Ejecutivo cuyos miembros no sean cargos orgánicos de los partidos ni parlamentarios forales. Además, ella debería aceptar en última instancia los nombres de las personas que conformarían su gabinete.

Adolfo Araiz, en declaraciones a los medios tras reunirse con la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, dentro de la ronda de consultas, ha afirmado que EH Bildu no comparte este modelo de Gobierno y quiere cambiarlo.

Preguntado directamente sobre si su grupo quiere una Vicepresidencia en el Gobierno, Adolfo Araiz ha dicho que "no hacemos cuestión de nada pero no renunciamos absolutamente a nada".

A su juicio, "hay que abordar con más prisa el nuevo modelo de Gobierno, que nos parece excesivamente presidencialista y en el que no hay protagonismo para una aportación de referencias políticas, como ya lo hemos transmitido en las correspondientes reuniones".

Araiz considera que la participación de personas de peso político "no puede entenderse como síntoma de debilidad, sino de fortaleza, porque la participación de todas las fuerzas políticas sería lo mejor que puede sucederle al Gobierno de Navarra" y ha dicho que va a seguir defendiendo este modelo.

El portavoz abertzale ha afirmado que "EH Bildu puede hacer una aportación en las áreas de responsabilidad de ese Gobienro, con personas con capacitación para hacerlo, sin que dentro del Gobierno se cree un Gobierno de taifas". "Esa es nuestra diferencia fundamental y creemos que es posible modificarlo", ha dicho.

Ha insistido en que "EH Bildu tiene un equipo humano para asumir responsabilidades y no tenemos por qué avergonzarnos y ocultar que estaríamos en disposición de entrar en ese Gobierno".

En cualquier caso, más allá de cómo acabe la negociación del Gobierno, Adolfo Araiz ha afirmado que "el voto a la investidura de Barkos y la defensa del programa están absolutamente garantizados, no hay la más mínima fisura". "No vamos a asumir vetos indirectos", ha dicho, refiriéndose por ejemplo al PSN, que ayer dijo que condicionaría su voto a los miembros de ese Gobierno.

Además, ha llamado la atención sobre el hecho de que Izquierda-Ezkerra pueda no decidir hasta el 16 o 17 de julio si está o no en el Gobierno, algo que "complica el proceso". "En tres días habría que hacer un ejercicio complicado", ha dicho, apuntando a que finalmente la investidura de Uxue Barkos sería el 20 de julio.

Consulta aquí más noticias de Navarra.