El nuevo conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Marc Pons, ha manifestado, después de tomar posesión de su cargo, que "un Govern de pactos supondrá un esfuerzo de diálogo y una voluntad permanente de llegar a acuerdos y de compartir problemáticas", si bien, se ha mostrado convencido de que será un gobierno que sabrá el camino a seguir.

Pons ha asegurado que está "muy mentalizado" y es "muy consciente" de las necesidades que derivan del nuevo Govern, aunque ha recordado también que "venimos de un Govern de una gran mayoría absoluta, en el cual hemos visto grandes tensiones".

Igualmente, ha informado que necesitarán de dos a tres semanas "muy intensas" de negociaciones y acuerdos programáticos para tener "un formato de Govern en su conjunto", aunque, según ha afirmado, ya han llegado a decisiones con "un peso político importante".