La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé un total de 81,5 millones de desplazamientos por carretera este verano, un 4 por ciento más que hace un año, en una operación especial que arranca este viernes 3 de julio.

La mayor parte de los desplazamientos se producirán durante el mes de agosto (43,2 millones) mientras que durante el mes de junio se espera que la cifra ascienda a 38,3 millones.

Según ha explicado la directora general de la DGT, María Seguí, 1,8 millones de desplazamientos corresponden a vehículos extranjeros que viajarán a España y se moverán por las carreteras españolas hasta su regreso, mientras que 600.000 desplazamientos corresponden a personas que cruzan el territorio nacional rumbo a África y que al término de las vacaciones realizarán el mismo trayecto de regreso, en el marco de la Operación Paso del Estrecho.

La primera fase de la operación salida del verano arranca este viernes, 3 de julio, y durará hasta el domingo 5 de julio. La segunda fase de la operación salida se ha fijado entre el 31 de julio y el 2 de agosto. Finalmente, habrá una tercera fase entre el 14 y el 16 de agosto. La operación retorno del verano se ha fijado entre el 28 y el 31 de agosto.

Además, la DGT ha indicado que también desplegará dispositivos especiales todos los fines de semana del verano para garantizar que los desplazamientos estivales se producen en condiciones de seguridad.

Concretamente, instalarán radares en una "selección" de tramos de carretera de "alta peligrosidad" de acuerdo con los datos históricos de accidentalidad y de velocidad de circulación, según ha explicado Seguí, que se publicarán el próximo jueves, 2 de julio.

"Si publicamos los tramos y los ponemos a disposición de todos es porque esos tramos son peligrosos, porque, entre otros factores, sabemos que se circula a una velocidad inapropiada. Vamos a estar especialmente vigilantes, quizá de la manera más intensa que lo hayamos hecho nunca", ha insistido la directora de la DGT.

10.000

Agentes de la guardia civil

Junto con estas medidas, se desplegará a un total de 10.000 agentes de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, cuyo tiempo se destinará en un 80 % a la vigilancia de carreteras secundarias; se habilitarán carriles reversibles y adicionales en las vías y jornadas de mayor flujo de tráfico; se paralizarán obras en determinadas carreteras para evitar que ralenticen la circulación y se diseñarán itinerarios alternativos para evitar el colapso de las carreteras, según ha explicado.

Seguí ha indicado además que los agentes que trabajen en las carreteras durante la campaña prestarán "especial atención" al estado de los vehículos (también el de los neumáticos) y controlarán que hayan pasado la ITV. En este sentido, ha advertido de que pese a la "mejoría de la situación social" que refleja el aumento de los desplazamientos estivales, el estado del parque automovilístico español es que está "absolutamente obsoleto", por lo que se incrementa el riesgo de accidentalidad.

El objeto más caro del mundo

Por otra parte, el organismo ha presentado la campaña de sensibilización para el verano y que se desarrollará también el resto del año bajo el lema 'El objeto más caro del mundo'.

Según ha explicado Seguí, la campaña se centra en el coste que actitudes como una distracción para buscar una gafas por el salpicadero o poner un CD en el reproductor del vehículo pueden provocar accidentes cuyo coste es "altísimo".

De hecho, el primer 'spot' de la campaña hace hincapié en los costes humanos y emocionales que producen los accidentes no solamente para quienes los sufren sino también para sus familiares y amigos y para el personal de emergencias y médicos que tienen que atender a los heridos.

Sin embargo, además de este "gran desgaste social" la directora de la DGT ha hecho hincapié en el coste económico que supone para el país cada víctima de accidente en las carreteras y que, según ha explicado, "si se consiguiera erradicar se podría destinar a muchos otros servicios".

"El coste social de una víctima mortal de tráfico es de 1,4 millones de euros —ha asegurado— En 2013, gastamos un poco más del 1% del PIB en el coste social asociado a esta problemática".

Además de los anuncios en televisión, cine, radio y prensa, este año la campaña de la DGT tendrá también una vertiente propia en Internet y redes sociales. Así, ha puesto en marcha un sistema de "adhesiones" de los usuarios de la plataforma a la campaña para "reducir el coste" de los accidentes de tráfico mediante el compromiso de evitar riesgos. Para ello, ha creado la página web www.losobjetosmascarosdelmundo.com y el 'hashtag' para redes sociales '#LasGafasMásCarasDelMundo'.

Consulta aquí más noticias de Murcia.