Los 40 despidos del expediente de regulación de empleo (ERE) de Viriato irán adelante al recibir el 'sí' un 55,24% de los votos (79 trabajadores) en el referéndum celebrado este jueves, frente al 36,36% alcanzado por el 'no' (52) y dos sufragios nulos.

El censo presentado por la dirección estaba compuesto por 143 personas, algo que cuestiona el sindicato CIG, que se desmarcó del acuerdo y acusa a CC.OO. (mayoritario en el comité de empresa) de "traición" a la plantilla, "tanto a los que se van como a los que se quedan".

Y es que la portavoz de la sección de textil de la central nacionalista, Dores Martínez, ha denunciado, en declaraciones a Europa Press, que el número de empleados de Viriato asciende a 160, pero que la compañía dejó fuera a personal de tiendas.

Por el contrario, según asegura, incluyó en el censo de votantes a trabajadores de administración, "que no están afectados por el ERE", y a personas adjuntas a la dirección. "Esto no avala ninguna traición", ha censurado.

Así las cosas, después de la votación, la mesa negociadora levantó acta, que firmó CC.OO. pero no la CIG, que ya ha anunciado que impugnará tanto el ERE como el censo de votantes del referéndum.

Periodo voluntario

Viriato, según ha explicado Martínez, abrirá ahora un periodo hasta el día 6 para que los empleados que así lo deseen se adhieran al expediente de forma voluntaria.

El 8 hará público el listado definitivo de despedidos, y desde el 9 se dará cuatro meses para ejecutarlos. "Esto no avala el acuerdo fruto del miedo. Es lamentable el escenario de confrontación creado en los últimos días", ha incidido la portavoz de la CIG.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.