El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha aseverado este jueves, en su discurso de investidura, que "es exigible a los líderes sociales y políticos que se atengan rigurosamente en su vida pública y privada al código de valores que consideramos ejemplares". Ha prometido "atacar el fenómeno de la corrupción con decisión y sin paliativos".

Lambán ha alertado de que "la política está afectada de una grave enfermedad que puede acabar con ella y con la democracia misma si no la atajamos de manera inmediata y contundente", en alusión expresa a "los efectos demoledores que los casos de corrupción han tenido sobre la misma".

Se ha comprometido a "atacar el fenómeno de la corrupción con decisión y sin paliativos", especialmente en el ámbito político y empresarial "con toda clase de medidas preventivas y punitivas".

A colación, ha mencionado la aprobación, este año, de la Ley de Transparencia, "un excelente punto de partida", y a la vez se ha mostrado orgulloso del Código Ético que ha puesto en marcha el PSOE hace pocos meses.

Ha apuntado que en sus acuerdos bilaterales de investidura ha coincidido con Podemos, CHA e IU en la necesidad de elaborar una ley contra la corrupción, el clientelismo y el despilfarro, y de crear una oficina de lucha contra la corrupción, a propuesta de la formación violeta.

A lo largo de su intervención, Lambán ha afirmado que hay que "erradicar" la corrupción "yendo a las raíces de la misma, que son históricas y culturales", agregando que la política "no deja de ser una representación de la sociedad y, por tanto, un reflejo bastante ajustado de la misma".

Ha emplazado a acabar con "esa especie de condescendencia con la que la sociedad española ha convivido tradicionalmente con la corrupción", lo que requiere "un mayor arraigo de los valores de la honradez, de la decencia, de estimar las cosas por su valor y no por su precio, de la penalización social de la codicia y del enriquecimiento personal como aspiración suprema". Ha considerado necesario que la asignatura de Educación para la Ciudadanía sea obligatoria.

Función pública

Por otra parte, ha expuesto la necesidad de llevar a cabo una reforma "real" de la Administración, lo que exige "un gran acuerdo", con medidas como la despolitización, desprofesionalización y simplificación de la función pública, "suprimiendo todos los elementos prescindibles".

También, de común acuerdo con Podemos, Lambán reducirá el número de altos cargos, asesores y puestos eventuales tanto en la estructura de los Departamentos como en las empresas públicas. "No aumentaremos tampoco el número actual de consejerías", ha prometido.

El candidato del PSOE ha expresado que no se trata sólo de que verificar que el gasto público se realiza correctamente, sino de que la Administración "actúe como estímulo de la economía y no como freno; de racionalizar y simplificar estructuras, funciones y procesos, de eliminar burocracia o reducir las dificultades existentes para iniciar la actividad empresarial".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.