El PSIB-PSOE ha señalado que impulsará desde el Govern medidas que combatan la precariedad del mercado laboral y la exclusión crónica de los parados de larga duración.

En un comunicado, los socialistas han valorado de "forma positiva" los datos del paro del del mes de junio, "que de nuevo indican la reducción de las personas que están apuntadas en las listas del SOIB".

Sin embargo, siguen alertando que, bajo las cifras de paro y de afiliación, "ya no se pueden ocultar más los retos que debe asumir el mercado laboral de Baleares: corregir la precarización de la contratación y conseguir que los nichos de empleo lleguen a los colectivos menos favorecidos y los parados de larga duración", han señalado los socialistas.

A pesar de que son 55.508 las personas figuran hoy legalmente como desocupadas, las estadísticas "esconden una realidad aún más dura", la de las personas que ya han desistido de permanecer en las listas del SOIB, han constatado al respecto.

Con todo, el PSIB insiste en que los parados de larga duración, las personas que en Baleares han acabado toda ayuda y prestación y que siguen sin poder retornar al mercado laboral, conforman uno de los colectivos por los que el nuevo Govern "deberá trabajar de manera más dura para revertir su situación".

A pesar del descenso del paro registrado en junio, los socialistas lamentan que esta recuperación del empleo "se haya hecho a costa de la calidad de los puestos de trabajo".

En consecuencia, otra de las políticas imperativas que se impulsará desde la consejería de Trabajo será la de la persecución de la precariedad y la explotación laboral, con la puesta en marcha de un Plan de Choque, que impida malas prácticas empresariales y que devuelva valor a los acuerdos alcanzados en la negociación colectiva entre empresas y trabajadores.