El consejero municipal de Urbanismo y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, ha anunciado la decisión de suspender la tramitación de la cesión del campo de fútbol de la Romareda por 75 años a la Sociedad Deportiva Anónima del Real Zaragoza porque "tenía sombras sobre el control por el Consistorio" de este equipamiento de titularidad municipal.

Muñoz ha explicado que esta decisión se ha comunicado este mismo jueves a los responsables del Real Zaragoza y "la sensación que nos han transmitido es que entendían la situación y la decisión de parar la pelota en el suelo y replantearlo porque sería difícil llevarlo adelante sin la decisión del Gobierno municipal" integrado totalmente por Zaragoza en Común (ZEC).

El inicio del procedimiento de esta cesión se acordó el pasado 25 de abril por el anterior equipo de gobierno socialista y suponía la cesión del estadio al Real Zaragoza por 75 años y un canon anual de 225.000 euros, mientras que las posibles reformas o rehabilitaciones del campo de fútbol se abordarían en posteriores convenios. Esta propuesta contó en el Pleno con el apoyo de PSOE, PP y CHA y la oposición de IU.

El procedimiento de información pública se publicó en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) el pasado 2 de junio y el plazo oficial para la presentación de alegaciones o sugerencias concluía el próximo 16 de julio.

ZEC ya anunció en campaña electoral su disconformidad con esta decisión y el entonces concejal del grupo municipal de IU, Pablo Muñoz, ha reiterado su oposición al justificar que la decisión "se tomó de forma apresurada y sin reflexión suficiente sobre el futuro del campo de fútbol".

Entre los argumentos esgrimidos para adoptar la decisión de paralización ha informado de que "tiene un enfoque político" porque la prioridad del Gobierno de la ciudad "es el gasto social y no tener una decisión anterior que desvíe ni un solo euro a ese concepto" porque el dinero público "irá a emergencia social".

También ha indicado que la Romareda "es de todos los zaragozanos y no es razonable que el Ayuntamiento se desprenda del control de un elemento estructurarte de la ciudad y deportivo por 75 años".

Escenario ideal

En rueda de prensa, Pablo Muñoz ha avanzado que el "escenario ideal" para el equipo de gobierno es que el Ayuntamiento no pierda el control público del estadio, no condicione los gastos de inversión social, no condicione los presupuestos municipales y no suponga la recalificación de vivienda" para de esta forma "eliminar" la posibilidad de construir otro campo de fútbol.

Asimismo, ha subrayado que la decisión que se adopte será "colegiada" con las aportaciones del Gobierno de Aragón, el club de fútbol y la Federación de Fútbol Profesional, además de "los grupos municipales del Ayuntamiento".

En la actualidad el campo de fútbol está cedido 'en precario' al Real Zaragoza hasta el años 2023 por lo que ha destacado que el Ayuntamiento "ya deja jugar al Real Zaragoza por diez años más a coste cero" y ha asegurado que "ello no supone generar derechos".

Esta situación permite que otros equipos como el Club Deportivo Ebro, que juega en Segunda B, pueda usar el campo de fútbol "no de forma permanente, pero mientras esté el control en manos del Ayuntamiento se podría determinar su uso".

Precisamente, el Club Deportivo Ebro ha trasladado su petición de poder hacer uso de este equipamiento municipal al equipo de gobierno que "la valorará" y dada la cesión 'a precario' permite su utilización en algunas circunstancias, ha aclarado.

OBLIGATORIAMENTE

Muñoz ha preferido no adelantar la propuesta que trasladará ZEC para el buscar una solución colegiada, pero ha dejado claro que "será obligatoriamente diferente, además de negociada".

Tras insistir en que "no queremos perder el control de la situación al albur de algo externo" ha estimado que la cesión por 75 años "deja en una posición débil al Ayuntamiento".

Sobre las obras que precisa el estadio, Muñoz ha precisado que primero hay que saber qué inversiones se necesitaría porque "no hay ningún informe que diga que no se puede jugar".

Finalmente, ha recalcado que mientras la Romareda sea municipal "el Ayuntamiento acometerá las obras que atañan a la seguridad y salubridad del campo y los trabajos de mantenimiento absolutamente necesarios".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.