Gas Natural Castilla y León tiene una inversión prevista para este año en la provincia de León de 5,2 millones de euros con los que la compañía pretende mantener su actual red de transporte y, también, expandirla.

Así lo ha explicado este jueves el delegado en León de la compañía, Antonio Velázquez, que ha agregado que la distribuidora espera iniciar el suministro durante 2015 a los municipios leoneses de Mansilla de las Mulas y Veguellina de Órbigo.

En estos momentos, Gas Natural Castilla y León cuenta con 63.200 puntos de suministro en la provincia de León, tras incorporar más de 2.700 nuevos puntos durante el pasado ejercicio, lo que supone que más de 81.200 leoneses tienen acceso a esta fuente energética.

En la Comunidad, la compañía tiene una red de distribución de 4.500 kilómetros y cuenta con más de 418.900 puntos de suministro de gas en 114 municipios de León, Zamora, Salamanca, Palencia, Valladolid y Burgos por lo que esta energía llega al 63 por ciento de la población.

CALDERAS

Por otro lado, el director general de Gas Natural Castilla y León, Roberto Cámara, ha explicado que la compañía va a desarrollar una campaña en León para apoyar la transformación de las calderas comunitarias a gas natural y ha recordado que en la provincia aún quedan más de 600 instalaciones que utilizan otros combustibles más contaminantes.

Cámara ha recordado que en los últimos tres años Gas Natural ha trasformado un total de 19 salas de calderas que utilizaban otros combustibles y ha descentralizado otras 43, algo que "ha contribuido a mejorar la calidad del aire de pueblos y ciudades" porque el gas natural es "la energía convencional menos contaminante".

La empresa calcula que, si todas las salas de calderas de León se transformaran a gas natural, se evitaría la emisión a la atmósfera de más de 35.300 toneladas de dióxido de carbono (CO2), el principal de los gases de efecto invernadero.

Además, se reducirían en 24 toneladas las emisiones de los óxidos de nitrógeno (NOx) y se lograría una disminución de alrededor de 98 toneladas en las emisiones de óxido de azufre (SOx).

Para apoyar la transformación de salas de calderas, Gas Natural Castilla y León ha elaborado un programa de subvenciones que pueden superar los 10.000 euros en función del número de viviendas de la comunidad de vecinos.

En este sentido, la compañía ha firmado recientemente un acuerdo con Bankinter para ofrecer condiciones ventajosas de financiación a las comunidades de propietarios.

El ahorro para una comunidad de vecinos que adopte el gas natural como combustible, ha agregado Cámara, puede alcanzar el 24 por ciento de la factura energética no eléctrica, gracias a un proceso de transformación sencillo.

Además, no se precisan mecanismos especiales para trasladar el combustible a la caldera ni depósitos de almacenamiento, ya que el gas natural permite un suministro continuo, y se paga una vez consumido, sin necesidad de realizar pagos previos cada vez que haya que rellenar los depósitos de almacenamiento.

Otro de las posibilidades que ofrece Gas Natural Castilla y León es descentralizar la sala de calderas para que cada vecino pueda disponer de su propia caldera y decidir de forma individual en qué momento enciende su calefacción y qué temperatura quiere mantener su vivienda, algo que supone un mayor control de consumo y gasto.

Consulta aquí más noticias de León.