Aceites para masajes: Si se da un masaje con las manos secas los movimientos no serán tan suaves como si se utiliza algún aceite o loción para masaje. Hay muchos aceites la mayoría derivados del aceite de coco o copra, perfumados con aceites esenciales de diversos olores. También hay aceites puros como los de oliva, de almendras, de girasol etc. que pueden aplicarse directamente sobre la piel o mezclados también con aceites esenciales de pachulí, de sándalo, de ylang-ylang. Los aceites esenciales no deben aplicarse nunca sobre la piel. Para hacer un buen aceite de masaje basta añadir dos gotas de aceite esencial a treinta miligramos de cualquier aceite de base. Para las mezclas se elige un aceite que no tenga olor, el de oliva virgen huele demasiado y no mezcla bien con las esencias, siempre persiste por encima de cualquier otro aroma.

Acicalado púbico: Es una expresión artística que consiste en la modificación del aspecto del pelo del pubis. Desde siempre ha habido culturas que han preferido dejar esa zona en su forma natural, mientras que otras o han eliminado el vello por completo o han resaltado su forma por medio de teñidos, cortados, rasurados o rizados, además de añadir brillos o etiquetas engomadas. Si desean teñirte el vello púbico comienza aclarándolo un poco con esas cremas que aclaran el vello de los brazos o piernas. Luego de aclarado un poco según tu veas, tíñelo con pastas de colores vegetales que se venden en droguerías en pequeños botes, Aplica el color con un cepillo de dientes, ten cuidado porque estos tinten destiñen y tintan la ropa interior. También puede que prefieras darle al vello púbico una forma bonita, para ello puedes usar papeles de cera para las ingles o maquinilla de afeitar para darle la forma que prefieras, también puedes recortar el pelo con unas tijeritas y dejarlo todo del mismo largo. Hay personas que prefieren afeitarlo p. Estos consejos son igualmente válidos para hombres y mujeres.

Acupresión: La acupresión es el arte de estimular o relajar por medio de la presión en los lugares adecuados. Su uso viene de la India y no sólo se manipulan los músculos sino que también se restituyen los flujos energéticos con arreglo a los mismos principios de la acupuntura. Las zonas sexuales más importantes y sensibles a la acupresión son las manos y los pies. Veinte minutos de masaje-amasado son suficientes para elevar la tensión sexual, después los pezones, las clavículas, debajo del ombligo, en el límite del vello púbico, en la base de la columna vertebral y en el periné. Según la vieja sabiduría hindú la presión en cualquiera de estos puntos es suficiente para conseguir un buen nivel de excitación tanto a hombres como a mujeres. Esta vieja escuela sugiere que la práctica sexual regular, tanto con otros como con uno mismo, es una fuente de salud inagotable.

Asesinato sexual: La causa principal de la mayoría de los asesinatos sexuales es la ira que provoca en el asesino la resistencia de la víctima a mantener relaciones sexuales. Muchos mantienen después relaciones sexuales con el cadáver o lo profanan de algún modo. Los casos más terribles de asesinos sexuales fueron los cometidos por Gilles de Rais, que nació en 1404 y fue el mariscal y protector de Juana de Arco. Después de intentar un infructuoso rescate de ésta, se volvió amargo y vengativo y cuentan las malas lenguas que hizo un pacto con el diablo. Comenzó entonces un reinado de terror en su feudo durante el cual asesinó a más de 800 adolescentes. La otra fue Elisabeth Bathory que asesinó a 600 doncellas a las que desangraba para bañarse en su sangre, creyendo que de este modo recuperaría su belleza. En la actualidad, son innumerables los asesinos que disfrutan sexualmente con el dolor y la muerte de sus víctimas.

Asfixia autoerótica: El término asfixia auto erótica fue acuñado por J. Money para definir la forma de obtener satisfacción sexual a través de la pérdida de la respiración durante la masturbación. Esta práctica parece remontarse varios siglos, está registrada como práctica entre los esquimales y los asiáticos y que fue introducida en Europa por los soldados de la Legión francesa cuando volvieron de la guerra de Indochina, parece ser que estas prácticas la empleaban en los prostíbulos de extremos Oriente para aumentar la sensación del orgasmo. Este tipo de práctica formaba parte del guión de la bellísima película japonesa "El Imperio de los sentidos". La muerte de un consejero inglés travestido descubrió la asfixia auto erótica esta asociada a otro tipo de parafilias como travestismo y bondage.


Encuesta

¿Que lugar de la casa es tu preferido para hacer el amor?

El dormitorio.
56,53 % (896 votos)
El baño.
9,65 % (153 votos)
La cocina.
9,02 % (143 votos)
El salón.
17,67 % (280 votos)
Otro, dinos cuál.
7,13 % (113 votos)