El presidente de la Junta en funciones y candidato del PP a presidir Castilla y León durante los próximos cuatro años, Juan Vicente Herrera, ha recogido este jueves la iniciativa sindical para crear una Mesa para el Futuro del Carbón y de las Cuencas Mineras con representación de los cinco grupos parlamentarios, los agentes del Diálogo Social y el Gobierno de la Comunidad.

Herrera se ha comprometido además a participar en todos los acuerdos que permitan fijar "una clara y firme posición de Comunidad" en defensa del interés y futuro de la minería del carbón y para garantizar su supervivencia.

En su discurso de investidura, Herrera ha recordado además al Gobierno de la nación que tiene la obligación de adoptar las medidas necesarias para dar cumplimiento "en todos sus términos" a los acuerdos firmados en 2013 con los sindicatos mineros y las empresas del sector en el "Marco de Actuación de la Minería del Carbón y las Comarcas Mineras".

En concreto, ha reclamado la "rápida" puesta en marcha de la norma reguladora de la compra de carbón nacional por parte de las térmicas en el contexto de las ayudas públicas a la modernización tecnológica de las centrales y, hasta entonces, ha insistido en la urgencia de adoptar medidas que puedan contribuir a paliar la situación de "extrema gravedad" por la que atraviesa el sector, en referencia a acuerdos para la compra inmediata de carbón autóctono y a la liquidación de las ayudas pendientes.

Del mismo modo, ha reclamado la ejecución de sentencias sobre reintegros y otras medidas complementarias que favorezcan la competitividad donde se ha referido en concreto a la bonificación para el carbón nacional del impuesto especial o céntimo verde.

Subvenciones a autónomos

Desde el ámbito regional, ha anunciado que las zonas mineras podrán beneficiarse de herramientas ligadas a la nueva ordenación del territorio al mismo tiempo que se subvencionará durante el primer año la cuota a la Seguridad Social a los autónomos que se den de alta en los municipios de las cuencas.

Herrera, que aspira al que será su quinto mandato, el primero sin mayoría absoluta, ha asegurado que la Junta de Castilla y León seguirá defendiendo que España se dote de un modelo energético inteligente, moderno, estable y diversificado con "presencia suficiente" de las fuentes de energía autóctonas y, en particular, del carbón para lo que ha apelado a razones de reserva estratégica, de seguridad del suministro, de reducción de la dependencia exterior y de supervivencia y cohesión social de las zonas mineras.

Dicho esto, ha considerado también que el Gobierno de la nación no puede resignarse ante las "nefastas" e "incoherentes" decisiones de la UE y que, en la práctica, ha recordado, imponen el fin del carbón en 2018, por lo que ha apelado una vez más a la búsqueda de alianzas con otros países europeos que permitan revertir esta decisión.

También en materia energética y en clave nacional ha vuelto a defender la continuidad de la actividad de la central nuclear de Santa María de Garoña con la vista puesta en los cerca de 1.000 empleos que dependen de este reactor "siempre que el Consejo de Seguridad Nuclear garantice su plena seguridad".

Así y desde el "pleno respeto ambiental" ha abogado también por impulsar el desarrollo de la Estrategia de recursos minerales "muy ricos en Castilla y León", ha puntualizado, en campos como los minerales industriales, la piedra natural, los áridos, la pizarra y las aguas minerales desde el convencimiento de que su "racional aprovechamiento" será positivo para incrementar la actividad económica.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.