El secretario general del PRC y candidato a la Presidencia de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, cree que el descenso del paro registrado en junio es un dato "positivo pero engañoso", porque la comunidad autónoma "aún tiene una larga lucha contra el paro por delante".

De hecho, Revilla ha asegurado que el desempleo será "la prioridad y una de las mayores preocupaciones" del próximo Ejecutivo cántabro, cuyo reto pasa por "reducir la precariedad" y fomentar la creación de empleo "estable y de calidad".

En este sentido, el previsible presidente regional ha destacado el "alto grado de precariedad" que caracteriza en este momento al mercado laboral cántabro, en el cual "prácticamente no se realizan contratos indefinidos, casi todos son temporales y algunos con una duración tan escasa que están lejos de asegurar un salario de subsistencia".

Esta situación, sumada a los casi 15.000 puestos de trabajo destruidos en los últimos 4 años y al elevado número de desempleados que en este momento no perciben prestación o ingresan apenas 400 euros mensuales, supone "un gravísimo problema" para el nuevo Gobierno que el propio Revilla presidirá a partir de la próxima semana.

"Tendremos que ponernos a trabajar desde el primer día en medidas urgentes que permitan paliar, en primer lugar, las situaciones de emergencia social que hoy existen en Cantabria y que, a medio plazo, contribuyan a impulsar la estabilidad y la calidad en el empleo", ha recalcado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.