La mitad de los parados inscritos en Canarias, el 48,9%, no cobra prestación ni subsidio alguno por su condición de desempleados, lo que supone un 0,4% menos respecto al mes anterior (49,1%), según datos difundidos este jueves por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Las cifras de beneficiarios de la protección pública por desempleo correspondientes al mes de mayo, que se han conocido hoy, indican que en las islas 42.922 parados cobran la prestación contributiva, 60.125 el subsidio y 20.804 la renta activa de inserción.

Asimismo, también aparecen las personas que perciben la ayuda de 426 euros del Programa de Activación para el Empleo, que en Canarias son 4.910 desempleados, un 35,4% más respecto al mes anterior.

En total, reciben alguna de esas cuatro rentas públicas 128.761 desempleados. Sin embargo, mayo se cerró con 251.941 parados inscritos en las oficinas de empleo de Canarias, lo que implica que 123.180 carecen de cobertura por desempleo.

En la provincia de Las Palmas, 67.959 parados reciben alguna prestación, pero dado que mayo registró 135.131 desempleados, significa que 67.172 carecen de cualquier tipo cobertura (45,3%).

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife, el mes de mayo se cerró con 116.810 parados, de los cuales 60.802 reciben alguna renta pública, por lo que 56.008 no cobran prestación ni subsidio alguno (47,9%).

En mayo, el Estado desembolsó en Canarias 87,6 millones de euros para pagar las coberturas por desempleo. De esa cantidad, 48,9 millones corresponden al pago de prestaciones contributivas, 27,4 millones al abono de subsidios, 8,7 millones a las rentas activas de inserción y 2 millones al Programa de Activación del Empleo.

Según los últimos datos disponibles, la prestación contributiva media en Canarias es la tercera más baja de España, con 749,4 euros mensuales (52,1 euros menos que la media, 801,5 euros/mes). Las prestaciones medidas más altas corresponden a Navarra, con 898,8 euros; País Vasco, con 887,9 euros, y Cataluña, con 851,1 euros.