El juzgado de violencia de género contra la mujer e instrucción número 1 de Ponteareas ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre M.E.H., de origen marroquí, que se atrincheró el sábado en su casa de Salvaterra de Miño (Pontevedra), tras rociar con gasolina e intentar prender fuego a su mujer y amenazar a su hijo.

Así lo ha decretado la jueza este lunes tras tomar declaración al hombre, al que se le imputa violencia de género, tentativa de homicidio, tentativa de agresión sexual, delito de amenazas y daños.

De ello ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que apunta que se ha decretado orden de protección para la mujer e hijo del detenido.

Según informó la Guardia Civil, la detención se produjo el sábado después de pasar el varón toda la noche fuera de casa y tras "una discusión nocturna". El hombre "agredió e intentó prender fuego a su mujer utilizando gasolina", quien logró escapar llevándose consigo al hijo de ambos.

El hombre se atrincheró en la casa para evitar la detención y estuvo amenazando a los agentes con una escopeta y con rociarse de gasolina para suicidarse, pero finalmente fue arrestado sin que se registrasen heridos.

El Instituto Armado puso en marcha a su equipo de negociadores así como al grupo de homicidios y al equipo de Tui de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra.

Tras unas tres horas de "intensa negociación", señala, consiguió deponer la actitud agresiva del individuo, "logrando controlar la situación y eliminar la gran alarma social que se estaba produciendo en la zona".

Posteriormente los agentes realizaron una entrada en el domicilio por parte de fuerzas de élite pertenecientes a la Guardia Civil, que supuso la detención final del individuo "no sin ejercer previamente una gran resistencia".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.