El 112 Andalucía recomienda hidratarse, proteger a ancianos y niños y evitar esfuerzos en las horas de mayor calor

La Aemet prevé avisos naranjas por temperaturas de hasta 40 grados para las provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén
AGUA, BEBER
AGUA, BEBER
EUROPA PRESS

El servicio de Emergencias 112 Andalucía realiza una serie de recomendaciones a la población ante el aumento de temperaturas que se espera para este fin de semana al objeto de paliar los efectos del calor y garantizar la seguridad de los ciudadanos en todo momento.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé a partir de las 13,00 horas de este sábado la activación del aviso naranja por temperaturas de hasta 40 grados para las provincias de Huelva (comarcas del Andévalo y Condado), Sevilla (zona de la campiña), Córdoba (campiña) y Jaén (Valle del Guadalquivir). Además, y según un comunicado, se anuncian avisos de nivel amarillo en las provincias de Cádiz y Granada.

Es por ello que desde el servicio de Emergencias de la Junta se recomienda estar informados de las altas temperaturas que se registran en estas fechas y con ellas de los riesgos asociados a la salud. Así, se debe prestar una especial atención a las personas mayores, bebés y niños y enfermos crónicos. Es muy importante refrescarse continuamente y mantenerse bien hidratados, extremando los cuidados en estos colectivos especialmente sensibles.

Durante los días de mucho calor, es recomendable beber agua abundantemente y ofrecer a los niños y ancianos líquidos aunque no tengan sed. No se deben ingerir bebidas alcohólicas (ya que deshidratan) y sí mantener una dieta ligera, preferentemente rica en frutas y legumbres, evitando las comidas calientes y copiosas. Comer menos cantidad y más veces al día.

Debe evitarse la exposición directa al sol, principalmente en las horas de más calor, cuando tampoco se deben realizar esfuerzos físicos y actividades deportivas al aire libre. También hay que descartar salidas, actividades o esfuerzos desacostumbrados, y en caso de que sea inevitable, hacerlo con sombrillas u otros elementos de protección. Es aconsejable usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas fotoprotectoras acordes con cada tipo de piel.

En casa se pueden seguir unas pautas saludables para paliar los efectos del calor. Así, se deben cerrar las ventanas y cortinas de las fachadas expuestas al sol y abrirlas de noche para facilitar las corrientes de aire. Hay que mantener las medicinas en lugares frescos, ya que el calor puede alterar su composición y efecto y usar el aire acondicionado o en su defecto ventiladores; si no tiene, hay que procurar ir a lugares públicos con refrigeración.

En los desplazamientos por carretera hay que llevar agua abundante y seguir las recomendaciones de las autoridades y agentes del tráfico. No hay que quedarse ni dejar a nadie en el coche con las ventanas cerradas, y tener especial cuidado con bebés y niños.

Hay que vigilar la alimentación y conservación de los alimentos: mantenerlos en el frigorífico y nunca interrumpir la cadena del frío; no consumir aquellos que infundan dudas o hayan estado expuestos al sol o altas temperaturas. Si hay niños, preparar los biberones en el momento de darlos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento