El alquiler ha aumentado un 33,6% frente a la compra desde que comenzó la crisis

  • A la hora de mudarse, el 14% elige el alquiler y el 28% opta por la compra.
  • Un 60% cuenta con un presupuesto inferior a los 400 euros para alquilar.
  • De los que optan por la compra, casi el 7% tiene como límite los 50.000 euros y menos del 5% puede superar los 300.000 euros.
  • Siete de cada diez españoles viven en un piso.
En el balcón de un piso el cartel de Se Vende y Se Alquila.
En el balcón de un piso el cartel de Se Vende y Se Alquila.
CH. LIZARRALDE

En este país de compradores de vivienda, la crisis ha servido para impulsar el alquiler. Esta por ver qué pasará cuando la economía real mejore para todos –si muchos volverán a querer ser propietarios–, pero desde que comenzó la crisis el alquiler de vivienda ha aumentado un 33,6% frente a la compra.

Así, la opción del alquiler es elegida por el 14% de la población a la hora de mudarse, mientras que el 28% opta por la compra. Según un estudio de Casaktua, ahora mismo, el 77% de los españoles vive en una casa en propiedad y el 23% de alquiler.

La compra continúa como la opción mayoritaria entre las familias, las parejas sin hijos y los solteros, mientras que las familias monoparentales prefieren alquilar antes que comprar. En este caso, siete de cada diez personas opta por el alquiler por motivos económicos. En este contexto, siete de cada diez españoles viven en un piso, la residencia más habitual en España. Le siguen el dúplex o el chalet adosado (12,5%), los chalets independientes (10%) y los apartamentos de un dormitorio (5%).

¿Mudarse? La mayoría (58%) no busca una nueva casa. A pesar de que existe un 20% que se muestra descontento con su vivienda, la inestabilidad la laboral (46%), no poder pagar la casa que necesita (29%) o que la venta de su actual vivienda no salda la hipoteca pendiente de pago (24%) son los principales motivos para no realizar la mudanza. De quienes sí buscan nueva vivienda, el 47% dice estar buscando piso. En cambio, los apartamentos ven triplicar su atractivo, pasando del 5% actual al 18%.

En el caso del alquiler, el 60% de los españoles cuenta con un presupuesto inferior a los 400 euros. En este sentido, un 2,6% destinaría más de 1.000 euros a este concepto, mientras que aquellos que no pueden gastar más de 150 euros mensuales suponen casi el doble, hasta suponer un 4,4%. De los que optan por la compra de su vivienda, un 28% está dispuesto a pagar entre 50.000 y 100.000 euros y un 26% entre 100.000 y 150.000. Menos del 5% del total puede superar los 300.000 euros, mientras que en el lado contrario, casi el 7% tiene como límite los 50.000 euros.

Asimismo, las entidades financieras son el recurso utilizado por más de la mitad de los encuestados. Los principales motivos para hacerlo son la buena oferta de viviendas y las facilidades de financiación que ofrecen. A nivel regional, Galicia (66%), Aragón (63%), Comunidad Valenciana (61%) y Canarias (61%) son las más predispuestas a acudir a estas entidades.

Así las cosas, el precio se sitúa como el principal obstáculo a la hora de acceder a una vivienda. En este sentido, un 41% asegura que no adquiere una vivienda porque no encuentra una que pueda pagar. Además, el sobrecoste de los impuestos y otros gastos también suponen un impedimento para un 35% de los encuestados. En esta línea, los usuarios pueden no optar por la compra al prever que los precios bajarán (30%). Así, el 22% esgrime no saber si encontrará financiación par ala compra y el 21% asegura que hay una carencia en la asesoría a la hora de comprar una vivienda.

Hogares más baratos y más pequeños

En este momento, los españoles buscan viviendas más baratas, más pequeñas y con menos servicios que antes de que empezara la crisis. Además, que la vivienda tenga portero físico o el hecho de que esté cerca de una zona de ocio nocturno, son los criterios que menos importan a los encuestados.

El 27% de los encuestados por Casaktua afirma tener una segunda vivienda en propiedad (el 17% comprada con anterioridad a la crisis y el 10% restante adquirida entre 2008 y 2014) y otro 26% está pensando buscarla. Esto supone que cerca de la mitad ni la tiene ni se lo plantea, un porcentaje que sube hasta el 60% en el caso de los singles y las familias compuestas por padres cuyos hijos ya se han emancipado.

En cuanto a las segundas residencias, cerca seis de cada diez residencias vacacionales se hallan –y también se buscan– en el interior. Por comunidades autónomas, los habitantes de Castilla-La Mancha son los que más cuentan con una vivienda secundaria. A estos le siguen los de Murcia, Valencia y Castilla y León. Por su parte en Extremadura, Madrid y Canarias se registran los mayores porcentajes respecto a la opción de adquirir una segunda vivienda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento