Un caza F-16 del Ejército de Estados Unidos se ha estrellado este viernes al norte de Bagdad (Irak) causando la muerte de su piloto por causas todavía sin clarificar, según anunció el Ejército norteamericano.

"La causa del accidente está bajo investigación", aseguraron las mismas fuentes.

Las causas del accidente todavía no han sido clarificadas.

Los accidentes de aviones de combate en Irak no son frecuentes, pero al menos nueve helicópteros se han estrellado en el país asíatico durante 2007 causando la muerte de 30 personas, principalmente soldados de EE.UU.

Bajas ascienden

La misma mañana del viernes, las tropas de EEUU informaron de que otro de sus soldados había perdido la vida en la provincia de Diyala, en el nordeste de Bagdad, cuando participaba en una operación militar y se suma a los cinco soldados del Ejército norteamericano fallecidos el jueves, cuatro de ellos por una bomba colocada en una carretera.

Con estas últimas bajas, el número de soldados fallecidos en Irak desde el inicio de la ocupación el 20 de marzo de 2003 asciende a 3.511.