Los ases del deporte cordobés
Antonio Rafael.

Desconocidos para la gran mayoría de los cordobeses, Antonio Rafael, árbitro de baloncesto y Fátima, tiradora olímpica, son dos de los deportistas más importantes de la provincia durante el pasado año.  Así lo ha reconocido la Junta entregándoles el premio Andalucía de los Deportes 2006. Antonio Rafael ha sido designado como mejor colegiado y Fátima como mejor promesa del deporte. En verano recibirán los galardones en una ceremonia en la que también se premiará entre otras personalidades al entrenador del Sevilla, Juande Ramos o al atleta de fondo Paquillo Fernández.

Antonio R. Conde Ruiz. Árbitro profesional de baloncesto

«El arbitraje tiene sus ratos de soledad» 

Antonio Rafael acaba de llegar a Córdoba tras arbitrar el pasado miércoles el Real Madrid-Joventud de Badalona de las semifinales de la liga ACB de Baloncesto. «Ha sido un partido complicado», asegura.

¿Qué le está aportando en la vida ser árbitro? 

He ampliado mis puntos de vista, he conocido otros lugares y culturas y me ha ayudado a valorar a mis compañeros y tener más autocontrol.

¿Y qué supone este premio?

Aunque llevo una trayectoria larga, 17 años arbitrando, aún me considero joven. El premio es un apoyo para seguir trabajando. El arbitraje tiene muchos ratos de soledad y esto me servirá para cargar las baterías.

¿De donde le viene su vocación?

Empecé por hobby a la vez que jugaba al baloncesto. Me era útil para seguir en contacto con este deporte y lo podía compaginar con los estudios. En realidad fue una casualidad.

¿Que preparación necesita un colegiado?

Necesita una condición física buena y tiene otra parte técnica, primordial, que se entrena con mucho vídeo y también con Internet.

¿Los árbitros hacen autocrítica tras el partido? 

La autocrítica forma parte de cualquier práctica profesional. La ejercemos pero no de manera destructiva porque sabemos que el arbitraje es una actividad que lleva inherente el error.

¿En España se aplaude al que consigue engañara los árbitros?

El jugador intenta sacar el máximo provecho de todas las acciones, pero nosotros también tenemos nuestras armas. No dejamos de ser un país latino...

Usted que viaja tanto, ¿cómo ven Córdoba desde fuera? 

Hay muy buena imagen de su arquitectura, de sus gentes y de su gastronomía. No me extraña que piensen así porque yo estoy enamorado de mi ciudad.

¿Con qué otro lugar se queda además?

Me chocó mucho una vez que estuve en Jerusalén y me encanta también Roma.

¿Ha salido escoltado de un campo?

Muy pocas veces y en categoría autonómica.

Los árbitros siempre estáis en entredicho...

Contra las sospechas no puedes hacer nada. Que la gente evalúe y saque  sus conclusiones.

BIO

Tiene 34 años y nació en Córdoba. Trabaja como Ingeniero Agrónomo en la Delegación de Agricultura de la Junta en Sevilla. Es árbitro ACB desde 2001, ha pitado en competiciones internaciones y en Mundial Femenimo de Brasil de 2006.

 

Fátima Gálvez Marín. Tiradora olímpica 

«En la vida también tengo puntería»

¿Cómo le vino la afición a la escopeta?

De pequeña me gustaba acompañar al campo a mi padre, que es cazador, y empecé a fijarme en la escopeta y verla como algo que me atraía.

¿Cuando pegó su primer tiro?

A los nueve años.

¿ Cómo lo recuerda?

Pues no me asusté en absoluto y no me dolió, porque mi padre supo muy bien protegerme el hombro.

¿En su vida también tiene buena puntería?

Creo que sí. Aunque no salgo mucho de fiesta porque tengo que entrenar mucho, he sabido rodearme bien y escoger a mis amigos con tino. En mi vida también tengo mucha puntería.

¿Cómo se entrena?

Pues... pegando muchos tiros.

¿Sólo?

No, eso te da experiencia y temple, pero tienes que tener una buena forma física. Voy tres veces a la semana al gimnasio, salgo a correr  dos días y el fin de semana lo dedico a entrenar con la escopeta.

¿Y cómo hace para concentrarse antes de pulsar el gatillo?

Eso es algo que sólo se puede lograr con las competiciones. Te van fortaleciendo mentalmente, porque tienes que estar muy concentrada para pedir que te lancen el plato. Es la experiencia y el ritmo de competición el que te hace madurar mentalmente.

¿Se discrimina a la mujer en el tiro olímpico?

Todavía predomina más el hombre que la mujer en este deporte y hay una pequeña discriminación. En las olimpiadas las mujeres tiran 75 platos y los hombres 125. Además, no podemos competir con ellos. 

¿Y no será que les temen y no quieren competir con vosotras?

A lo mejor lo hacen para favorecernos, para no sobrecargarnos con tantos tiros. Pero yo lucho cada día para poder competir con los hombres, al igual que en la vida, en igualdad de condiciones.

¿Le gusta cazar?

Me gusta la caza, pero no me gusta matar a los animales. Yo prefiero salir al campo, pasear y disfrutar de la naturaleza. A la hora de descargar adrenalina prefiero romper mil platos antes que dispararle a un animal.

BIO

A pesar de su juventud ha sido Campeona de Europa y Subcampeona del Mundo de Foso Universal, además de haber obtenido el cuarto puesto en Foso Olímpico en el Campeonato del Mundo de modalidades olímpicas de Plato en Nicosia.