Ontiveros apuesta por fortalecer la educación, la investigación y las TICs para ayudar a la recuperar económica

El catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid, Emilio Ontiveros, ha abogado por "fortalecer las políticas educativas", además de apoyar la investigación, las nuevas tecnologías y el nacimiento de nuevas empresas para ayudar a la recuperación económica de España.
El catedrático de Economía de la Empresa, Emilio Ontiveros
El catedrático de Economía de la Empresa, Emilio Ontiveros
EUROPA PRESS

El catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid, Emilio Ontiveros, ha abogado por "fortalecer las políticas educativas", además de apoyar la investigación, las nuevas tecnologías y el nacimiento de nuevas empresas para ayudar a la recuperación económica de España.

"Sin un fortalecimiento de la educación, no seremos competitivos a medio y largo plazo", ha alertado Ontiveros, para reclamar "una asignación de recursos públicos y privados en investigación y desarrollo, porque no conozco una economía próspera que no tenga un capital tecnológico potente", junto a un fomento de la "natalidad empresarial".

Al respecto, ha detallado que "hay que procurar que nazcan más empresas de las que mueren y con talentos mejores que los anteriores", para augurar que "si coinciden estos aspectos, la economía podría crecer, no se si más, pero sí mejor".

Emilio Ontiveros ha impartido esta martes, en Zaragoza, la conferencia 'Recuperación económica: fortaleces y debilidades', dentro de la IV edición del homenaje anual que la Sección Aragonesa de la Fundación Ernest Lluch organiza en memoria del ilustre profesor Enrique Fuentes Quintana y que ha tenido lugar en Ibercaja Patio de la Infanta.

En declaraciones a los medios de comunicación, Emilio Ontiveros ha expuesto que la economía española se ha visto beneficiada últimamente por los estímulos del Banco Central Europeo (BCE), la bajada del precio del barril de petróleo, la depreciación del euro frente al dólar y unos presupuestos "menos estrictos por parte de las autoridades españolas".

Ontiveros ha estimado que "los cuatro factores no van a durar toda la vida y casi tienen fecha de caducidad" y ha avanzado que a partir de septiembre de 2016 el BCE "es probable que reduzca su estímulos como la inundación de liquidez, el precio del barril de petróleo no vuelva a caer, y las autoridades sean menos laxas con el presupuesto y eso obliga a tomar distancia sobre la recuperación que observamos".

Recuperación vulnerable

El también presidente de Analistas, Financieros Internacionales (AFI)) ha detectado que España están "inmersa en una recuperación evidente, pero es vulnerable y probablemente el factor más importante es la dependencia" de esos cuatro factores.

El experto ha recordado que "en gran medida las políticas económicas españolas tienen que ajustarse a los compromisos de la eurozona" y comparativamente ha indicado que "tenemos que asumir la continuidad en la comunidad de vecinos, pero mejorar el gobierno porque la gestión que ha hecho la eurozona de la crisis no ha sido siempre buena".

En su opinión, el BCE ha reaccionado "tarde, aunque bien, y en la política presupuestaria ha habido una mala concepción de la austeridad por lo que algunas economías han sufrido más de lo debido".

"no debería afectar"

Ontiveros ha considerado sobre el posible cambio que se pueda producir en el Gobierno de España tras las próximas elecciones generales que "no debería afectar de forma muy adversa porque la expansión de la economía permitiría concluir el año bien, pero con los datos disponibles no está garantizado que el crecimiento en 2016 sea igual que en 2015 y, aunque seguirá creciendo algún factor de estímulo, perderá intensidad".

El catedrático de Economía de la Empresa ha confiado en que los resultados que arrojen los comicios "no alteren en esencia los datos económicos porque las políticas económicas ya no están en España, sino en la Unión Europea", al recordar que la política monetaria "reside en Francfort y la política presupuestaria está marcada por una tutela grande que establece Bruselas".

Otro argumento que ha esgrimido es que "no concibo ninguna fuerza política que defienda la salida de España de la Unión Europea" y "creo que se dan matices y no decisivos en las orientaciones políticas que salgan de las elecciones generales".

"bolsillo de los ciudadanos"

Ontiveros ha reconocido que se produce una "asimetría" entre los registros macroeconómicos y la confianza de los ciudadanos porque aunque se genera empleo, tiene un "componente de temporalidad y precariedad muy elevado" y las rentas de los nuevos trabajadores son "relativamente bajas y no inducen a tomar decisiones de gasto por parte de las familias y no ayudan a reducir la elevada deuda de las familias".

Su pronóstico es que "va a tardar tiempo" en observarse que la macroeconomía "cala en los estados de ánimo de la gente" porque "lo que va al bolsillo de los ciudadanos no guarda proporción con las cifras macroeconómicas".

Respecto a la deuda global de España que supera el cien por cien del Producto Interior Bruto (PIB), ha indicado que "si crece mucho el PIB, la deuda será menor", para exponer que si se garantiza un crecimiento al 3 ó 3,5 por ciento, el "valor relativo de la deuda sobre la economía caería".

Para Ontiveros, "lo esencial es un crecimiento de la demanda y del empleo para que la deuda pública y de las familias caiga en importancia relativa".

GRECIA

Sobre la negociación entre las autoridades comunitarias y el Gobierno griego para evitar una salida de la zona euro de la economía helena, Ontiveros ha opinado que "es un tema muy delicado y confío en que se llegue a un acuerdo porque la alternativa a un desencuentro es muy mala para Grecia y la Unión Europea".

En tal caso —la salida de Grecia de la UE— ha avisado de que "sentaría un precedente nada bueno para las economías del sur y la periferia de la UE, que se podrían ver más o menos contaminadas".

Por ello, ha confiado en que la negociación sobre la refinanciación de la deuda griega a cambio de más reformas del gobierno heleno "tengan una salida favorable y se ayude a pagar la deuda y a crecer a Grecia y así se elimine ese nubarrón".

Puesto que España aportó en su día 26.000 millones para cooperar al rescate de Grecia, Ontiveros ha precisado que la deuda de Grecia con los bancos la han asumido los gobiernos y "se ha producido una metamorfosis porque el 90 por ciento lo debe a BCE o gobiernos de la UE".

Optimista, ha dicho que "creo que se pueden recuperar los 26.000 millones, pero para que paguen los deudores hay que procurar que no rocen la anorexia y Grecia no crece lo suficiente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento