Cuatro horas de caravana al día en Puerto de la Torre
Hilera de coches, ayer, al mediodía, en la zona de obras de Lope de Rueda. Los camiones complican el tráfico. (Á. cabrera)

«Es un atasco permanente». El presidente de la asociación de vecinos Puerto de la Torre, Álvaro Siles, asegura que las caravanas se prolongan todo el día en este barrio desde que comenzó la obra de ampliación de carriles en la parte central de la calle Lope de Rueda, la principal arteria de este extremo de la ciudad.

Determinadas franjas son las del gran atasco: cuatro horas y media, que van de las 8 a las 9.30, de 14 a 16 y de 20 a 21.

Fuentes de la Junta Municipal de este distrito admiten que las retenciones son «evidentes» y que la obra ha agravado estos problemas. La actuación mantiene actualmente un único carril abierto al tráfico –y lleno de socavones– en Lope de Rueda hacia Almogía. La otra mitad de la vía tiene el pavimento levantado, por lo que la circulación hacia Málaga se hace callejeando hasta salvar el tramo en ejecución (todas las vías son de un único carril) o por el eje de Lara Castañeda y Jenofonte (El Cónsul).

La fecha prevista para acabar el proyecto era julio, pero Urbanismo ya la retrasa hasta octubre. Y los vecinos  creen que no se acabará antes de final de año.

50 minutos desde Carlos Haya

Juan Manuel Calderón, encargado de la venta La Montaña, afirma que sus clientes de bodas y comuniones tardan hasta 50 minutos en recorrer los seis kilómetros que separan la avenida Carlos Haya del final de Puerto de la Torre por atascos de fin de semana. Esto significa que los coches casi van tan rápido como una una persona andando, a pesar de que sólo están en obras dos kilómetros. El Consistorio anunc’ió desvíos para evitar el embudo, pero no se han hecho: dependen de promotores privados.