El Obispado de Lleida aseguró ayer que propondrá una solución de consenso al Consorcio del Museo Diocesal sobre el litigio con las parroquias de Aragón por las obras de arte sacro de la Franja. El administrador del Obispado, Xavier Salinas, explicó que está trabajando para hallar la manera de llegar a un acuerdo a la espera de la resolución del Alto Tribunal de la Rota, que podría tardar hasta cinco años en pronunciarse. Señaló que su voluntad es «promover e impulsar un diálogo fluido entre las dos partes implicadas» y continuar con la buena relación y el diálogo ya existente con el obispo de Barbastro.