La conselleira de Sanidade, Rocio Mosquera, ha defendido que el cierre de camas en periodo estival "es necesario" para "adaptarse" a "las vacaciones del personal" y "hacer mantenimiento" y ha asegurado que hay "colchón suficiente para atender a toda la demanda".

"Vamos a mantener operativas el 86%", ha explicado antes de recordar que esta "reorganización" durante el verano "no sólo se hace en Galicia", sino en "todo el Sistema Nacional de Salud" para amoldarse al calendario de vacaciones del personal y a las necesidades de "mantenimiento en unidades".

En concreto, la planificación prevista por el Servizo Galego de Saúde (Sergas) para este verano en la red de hospitales públicos gallegos prevé el cierre de una media del 13,88% de las camas hospitalarias, lo que supondrá que más de un millar no estarán operativas.

Al respecto, la titular de Sanidade ha destacado que esta "reorganización" es "imprescindible" y que "no se hace por algo gratuito". "Si la hacemos todos los servicios de salud, en todo el sistema, no será por algo gratuito, será por algo que está estudiado y que se viene produciendo desde siempre", ha apuntado.

Además, ha explicado que el "índice de ocupación" de las camas que quedan operativas "no llega al 76%" por lo que, a su juicio, hay "colchón suficiente" para "atender a toda la demanda". "Dejamos casi un 30% de las camas disponibles de las operativas para atender a pacientes", ha señalado.

Con todo, ha recordado que las camas cerradas, "están allí" y "si fuera necesario se pondría operativas en cuestión de horas" como, según ha recordado, se "demostró cuando ocurrió el accidente del Alvia".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.