Tres agentes de la Policía Municipal de Madrid resultaron en la mañana de ayer heridos, uno de ellos de un disparo en la pierna, al reducir a un hombre que estaba atracando a punta de pistola a los vehículos que se paraban en un semáforo de la calle Embajadores, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

El hombre robaba a punta de pistola a los coches que paraban en Embajadores
El suceso ocurrió sobre las 8:00 horas cuando dos agentes de la Unidad Especial de Tráfico (UET) estaban asistiendo a las víctimas de un accidente de la M-30, a la altura del puente de Embajadores, conocido también como el 'puente de la china'.

En ese momento, una mujer, visiblemente nerviosa, alertó a los policías de que el hombre, escondido tras unos setos, amenazaba y robaba a los coches que se paraban en un semáforo de Embajadores.

Mucha resistencia

Desde lo alto del puente, los agentes comprobaron que el atracador iba armado, aunque descubrieron que se trataba de una pistola de fogueo.

Los policías abordaron al atracador por diferentes lados, con la ayuda de otra patrulla de la Unidad Central de Seguridad (UCS) que acudió al aviso.

Durante la detención, el atracador opuso mucha resistencia y mordió en los brazos a dos de los policías
Durante la detención, el atracador opuso mucha resistencia y mordió en los brazos a dos de los policías. Cuando iba a ser esposado tras el forcejeo, le quito el arma de la cintura a uno de los agentes y disparó hasta en cuatro ocasiones; uno de los proyectiles impactó en la pierna de un miembro de la UET y un segundo le pasó a escasos milímetros del rostro.

El agresor consiguió huir aún con la pistola en la mano y se escondió en una de las caravanas que están asentadas bajo el puente. Tras una breve negociación con los vecinos, el atracador salió semidesnudo y los agentes pudieron por fin detenerle.

El secretario general Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM), Fernando Agüero, lamentó que los agentes no lleven un spray antiviolencia en este tipo de intervenciones. "Si los agentes llevasen este spray o una pistola de descargas las intervenciones serían mucho más limpias", aseguró.