El alcalde en funciones de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, aclaró hoy que el Ayuntamiento no tiene previsto cerrar al tráfico la Carrera de San Jerónimo frente al Congreso de los Diputados sino reducir la circulación a uno de lo dos sentidos, aunque está dispuesto a restringirla aún más si lo pide el Estado.

No habrá peatonalización frente al Congreso de los Diputados

 

Ruiz-Gallardón hizo esta aclaración, en rueda de prensa tras la reunión semanal de su Gobierno, después de que el presidente del Congreso, Manuel Marín, anunciara ayer que la Carrera de San Jerónimo, donde se encuentra la sede de la Cámara Baja, sería cerrada al tráfico dentro de una reordenación de toda la zona que todavía no tiene fecha concreta, puesto que así se lo había "confirmado" el alcalde.

Hoy, Ruiz-Gallardón comentó que "ayer hubo una confusión con los términos" aunque para no desmentir a Marín declaró que "no es contradictorio lo que ayer dijo el presidente del Congreso", con quien aseguró hablar "permanentemente de este asunto".

El proyecto no ha variado

En todo caso, explicó que el proyecto, incluido en el plan de reforma del Eje Prado-Recoletos y diseñado por el mismo equipo de arquitectos, no ha variado respecto al que la concejala de Urbanismo, Pilar Martínez, presentó el 1 de junio de 2006 a los Reyes y al propio Marín durante la inauguración aquel día de los nuevos edificios parlamentarios.

De acuerdo con ese proyecto, y salvo que el Congreso o la Administración General del Estado planteen al Ayuntamiento alguna restricción más al tráfico, lo que se hará, a partir del próximo año en fecha por concretar, es reducir a dos carriles en sentido plaza de Neptuno la circulación de bajada frente a la Cámara Baja, entre las calles de Cedaceros y Marqués de Cubas.

Ese sería el tramo de la Carrera de San Jerónimo en el que el Ayuntamiento restringiría el tráfico sólo para los vehículos autorizados si el Congreso o la Administración del Estado así lo solicitan.En el resto del tramo, donde actualmente hay tres carriles por sentido, se suprimirá uno hacia Sol y otro hacia Neptuno en cada sentido.

Doble arboleda

Igualmente, se llevará hasta la fachada del Museo Thyssen que da a la Carrera de San Jerónimo, además de una doble arboleda, una entrada y una salida del aparcamiento público al que ahora se accede justo frente a los leones de las Cortes.Todo esto permitirá reducir las calzadas en 4.935 metros cuadrados y aumentar la superficie peatonal en 3.784 metros cuadrados mediante el ensanchamiento de las aceras en el lado del Congreso de los Diputados desde los 9,85 metros actuales a 16 metros.

El espacio ajardinado de la plaza de las Cortes ganará accesibilidad mediante el diseño de una zona escalonada que salvará el desnivel del terreno, en cuyo vértice se situará la estatua de Miguel de Cervantes. El Ayuntamiento de Madrid gastará en esta remodelación unos 2,5 millones de euros, según dijo entonces la responsable de Urbanismo.