Hoy se empiezan a evaluarlas 2.500 peticiones de aragoneses que han solicitado la evaluación de su nivel de dependencia para poder acceder a los servicios y prestaciones previstos por la Ley de la Dependencia.

El Servicio de Valoración y Reconocimiento está formado por 22 profesionales (14 en Zaragoza, 4 en Huesca y 4 en Teruel), que se trasladarán a los domicilios de los solicitantes y los valorarán siguiendo un baremo preestablecido. La previsión es que cada evaluador haga cuatro valoraciones diarias, con una media total cercana al centenar de informes diarios.

Este año se van a atender únicamente los casos de gran dependencia, es decir, a aquellas personas que han solicitado ayuda para realizar  actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y que requieren el apoyo continuo de otra persona.

Se calcula que en la actualidad en Aragón hay unas 8.000 personas en esta situación.